Edificio de El Corte Inglés e Hipercor en una imagen de archivo.

Edificio de El Corte Inglés e Hipercor en una imagen de archivo.

Empresas COMERCIO ELECTRÓNICO

Amazon y El Corte Inglés, las tiendas que más facturan 'online' en España

Noticias relacionadas

Amazon sigue siendo el rey, pero el resto de cadenas acortan distancias. Mientras el gigante del comercio electrónico facturó cerca de 1.300 millones de euros en 2017, El Corte Inglés se colocó en segunda posición en cuanto a líderes de venta online con 684 millones.

Así se desprende del análisis de EcommerceDB recogido por Statista, que ubica en tercer lugar a PcComponentes, con 301 millones de euros. Detrás, en cuarto puesto, está la web de MediaMarkt, con 227 millones.

La sorpresa la ha dado Mercadona, que por primera vez se coloca entre las 5 páginas que más venden en España, a pesar de no haber estrenado aún su nueva web. En concreto, la cadena de Juan Roig facturó por esta vía 198 millones de euros.

Precisamente este viernes, la agencia S&P hablaba de la "ventaja competitiva" de El Corte Inglés frente a Amazon si finalmente consigue aprovechar la red logística y la gran capilaridad de tiene a lo largo y ancho de todo el territorio nacional. 

El comercio electrónico se dispara

Lo cierto es que aún queda mucho partido por jugar, en un momento en el que la demanda online crece y las cadenas tienen que adaptarse a ello. De hecho, según los datos recopilados por la CNMC, la facturación del comercio electrónico en España aumentó en el tercer trimestre de 2017 un 26,2% interanual hasta alcanzar los 7.785 millones de euros.

Durante este tiempo, los sectores de actividad con mayores ingresos fueron las agencias de viajes y operadores turísticos, con el 15,6% de la facturación total; el transporte aéreo, con el 9,9% y las prendas de vestir, en tercer lugar, con el 5,1%.

La gran asignatura pendiente, por otra parte, sigue siendo la alimentación. Según apuntaba la consultora The Cocktail, solo un 17% de los españoles opta por realizar su compra de alimentos a través de la web, bien sea por la desconfianza del cliente por no poder ver el producto, bien por las limitaciones a la hora de entregarlos.