EFE

Empresas MERCADOS

El Ibex 35 es el peor indicador europeo en 2018 lastrado por la banca

El pasado viernes el BBVA alcanzaba su peor cotización de los últimos veinte meses. El banco era arrastrado por la crisis de la lira turca y su exposición en la entidad local Garanti, aumentando sus pérdidas en el selectivo español hasta cerca del 20% en lo que va de año. El impacto fue importante, ya que  tras cerrar el jueves cedía un 16,4% desde el 1 de enero de 2018.

Pese a que la situación del segundo banco español tiene consecuencias limitadas al banco bilbaíno, estamos ante un buen termómetro para entender de la inestabilidad del sector bancario español durante todo lo que va del año. Inestabilidad que ha arrastrado a toda la Bolsa española convirtiendo al Ibex 35 en el selectivo de peor desempeño en este 2018 dentro de los grandes mercados europeos.

Los datos indican que, desde enero, el indicador -que refleja la cotización de las 35 compañías españolas de mayor capitalización- se ha dejado un 4,4%, por debajo de los 9.750 puntos. Al comenzar enero, cotizaba por sobre los 10.000 puntos. De las grandes economías europeas, el único selectivo que ha tenido una caída similar ha sido el BEL20, de Bélgica, con un 2,8%. En este mismo periodo, el DAX alemán se ha dejado un 4,3% y el FTSE MIB italiano ha perdido un 3,5% acumulado.

Lejos del Dow Jones

Por el contrario, los que más ganan en Europa son el AEX holandés con un 3,4%, el CAC francés con una mejora del 1,9% y el FTSE 100 de Londres cae un leve 0,3%. En estos primeros ocho meses del año el índice Euro Stoxx50, barómetro del mercado europeo, ha caído un 2,2%.

Por otro lado, la comparativa con el resto del mundo solo es favorable con Asia, ya que el Dow Jones lleva un crecimiento acumulado del 2,4%, Brasil crece un 0,1%, India un 11,3% y Australia un 3,5%. Los que caen más que España son: China con un 16,1%, Corea con un 7,6%, Hong Kong con un 5,4% y Singapur con un 3,6%.

En el caso español, es indudable el efecto que ha tenido el sector bancario lastrado por múltiples golpes en lo que va del año. 2018 comenzaba con la incertidumbre política marcada por la crisis en Cataluña, continuaba con la incertidumbre de la moción de censura contra Mariano Rajoy en mayo y siguió con el proyecto de Pedro Sánchez de instaurar un nuevo impuesto específico para la banca.

Crisis internacionales

El Ibex se veía además afectado por crisis internacionales que han atacado de lleno a bancos con una presencia cada vez importante en mercados extranjeros. A la mencionada crisis de la lira turca que ha generado un fuerte impacto contra los bancos españoles en agosto, se han sumado los problemas de Italia para formar gobierno en mayo y las incertidumbres en Alemania en junio.

Pero no ha sido lo único: las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China sumada a los anuncios del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, de mantener los tipos de interés en los niveles actuales, al menos hasta mediados de 2019; han sido otros dos elementos que han sumado inestabilidad bursátil al sector que ven que la rentabilidad del negocio puede seguir estancada.

Así, durante este 2018, los bancos españoles más afectados han sido BBVA con un 20,7% de caída, Bankia con un 18,5%, Santander con un 17,3% y Sabadell con un 16,4%. Se salvan, de momento, Caixabank que cae solo un 0,3% en este mismo periodo y Bankinter, que retrocede un leve 0,7% desde enero de este año.

Dia y Mediaset, los que más pierden

No obstante, los bancos no son los únicos que han lastrado al Ibex: el valor que más ha perdido es Dia con un 53% de desplome acumulado. En el caso de la compañía, cuyo principal accionista es el ruso Mikhail Fridman, los analistas consideran que estamos ante un movimiento especulativo que presiona a la baja, aprovechando la debilidad de la acción de la compañía.

El segundo peor valor del año en el Ibex 35 es Mediaset con una cañida acumulada de 27,3%, el líder audiovisual español ha presentado buenos resultados, pero los inversores dan por descontado que sus años de bonanza pueden frenarse tras la arremetida de las nuevas plataformas digitales y la caída de la publicidad en televisión -su casi exclusiva fuente de ingresos- a nivel local y global, serios riesgos para su marcha en el mediano plazo.

Telefónica es la última empresa del Ibex que cae por encima del 10% (12%). Una situación marcada por la debilidad del sector de las 'telecos' a nivel europeo, su exposición a mercados inestables como Brasil y Argentina y su elevada deuda. En el caso de la operadora, los analistas coinciden en sus expectativas de crecimiento de cara a septiembre ya que se han despejado incógnitas como los derechos del fútbol y las subastas 5G.