O2: la nueva marca de Telefónica aterriza con algunas sorpresas y muchos baches

O2: la nueva marca de Telefónica aterriza con algunas sorpresas y muchos baches

Empresas

Nuevos tiempos en Telefónica: el día en que la gran operadora se disculpó

O2 renuncia a seguir captando nuevos clientes en esta fase de pruebas hasta que pueda satisfacer a los que ya ha firmado con la calidad a la que aspira.

EL ESPAÑOL ya había adelantado los problemas a los que se enfrentaba O2 en su lanzamiento, e incluso sugeríamos la posibilidad de que la nueva marca de Telefónica se disculpase con una de esas cartas que el director multimarca de la compañía, Pedro Serrahima, convirtió en habituales durante sus tiempos de Pepephone.

Lo que debemos reconocer es que la compañía ha hecho más de lo que esperábamos y más de lo que Telefónica ha hecho en su historia. No sólo ha suspendido la entrada de nuevos abonados hasta que se resuelva el problema. También nos encontramos, hasta donde alcanza nuestra memoria, ante la primera vez que la compañía se ha disculpado abiertamente ante sus clientes al no poder cumplir con unos principios que, en realidad, tampoco había tenido hasta ahora, o al menos no de forma expresa.

O2 insiste en los puntos clave: era un periodo de pruebas internas y, pese a que las expectativas eran otras, han "molestado o retrasado" a los nuevos clientes "mucho más de lo necesario". Invitamos a nuestros lectores a indicarnos alguna otra ocasión en la que una de las grandes operadoras se haya disculpado por molestarles o retrasarse.

Desde O2 se lo atribuyen a que "aquello que teníamos que probar en nuestro proceso de contratación ha salido peor de lo esperado y con mucho más trabajo del estimado", a pesar de que han puesto "a casi cien personas para atender y procesar el trabajo pendiente".

Hasta la última persona

"Hasta que la última persona que haya contratado O2 no esté correctamente atendida, no abriremos la contratación para nuevos clientes", explica la marca, que no sólo pide disculpas sino que habla de compensar a los afectados.

"Nos has ayudado a aprender y mejorar. Y has tenido la enorme paciencia de haber acabado el proceso y estar ya disfrutando de la paz, o aún no has acabado, pero tampoco has abandonado. Esto debemos compensártelo y así lo haremos en tu próxima factura, aunque probablemente no pague el tiempo que te hayamos hecho perder", señalan. Fuentes de Telefónica señalan que no está decidido qué se hará, si bien las experiencias de antiguos clientes en Pepephone hacen pensar en que se devolverá parte de lo cobrado en la primera factura, o incluso todo, siempre que entre dentro de lo normal. Porque lo normal, recordémoslo, es la expresión favorita de Serrahima. 

Asimismo, piden a sus clientes que si tienen algo pendiente, "cualquier sugerencia, problema, falta de información o dudas" sobre el proceso de alta, llamen al 1551 o respondan al mail a través del que han enviado esta misiva.

"Durante los próximos días todo el equipo de O2 dedicará el 100% de su tiempo a quienes ya estáis con nosotros", explica la compañía, que ha recibido a través de las redes sociales tanto cariño por esta medida como bronca habían tenido por culpa de los retrasos y la forma de trabajar de Zeleris.