François Nuyts, exdirector de Amazon España

François Nuyts, exdirector de Amazon España E.E.

Empresas

Dimite François Nuyts, director de Amazon España

El ejecutivo ha ocupado el puesto desde que la multinacional estadounidense llegara a España en el año 2011.

François Nuyts ha dejado de ser el director general de la división web de España este martes ya que ha presentado la dimisión a la compañía. Amazon España vuelve a ser así una vez más noticia ya que vive momentos complicados a raíz de las múltiples movilizaciones de los trabajadores en busca de unas mejores condiciones laborales.

Según fuentes de la compañía confirman a EL ESPAÑOL que esta decisión que ha tomado no "tiene que ver en absoluto con la huelga y el conflicto con los trabajadores" que llevan desencadenándose durante principios de año.

De momento, según las mismas fuentes, no se conoce cuando abandonará las oficinas de Amazon ya que "no hay una fecha exacta todavía determinada". A partir de ahora, François Nuyts se dedicará a "otros proyectos" aunque de momento no se han desvelado cuales serán. La compañía ya trabaja en el sustituto aunque se desconoce si será promocionado o se busque desde fuera.

Desde Amazon España han querido agradecer a François sus numerosas contribuciones y haber mejorado aún más la experiencia de los clientes de Amazon en Italia y España. El directivo llevaba en su cargo desde 2012 y entre sus logros cuenta con la contratación de más de 2.000 personas fijas y la apertura de varios centros logísticos, siendo el de San Fernando de Henares uno de los más importantes en Europa

Así es la división que controlaba

Amazon Web Services, es la segunda sociedad más pequeña de las que tiene Amazon en España, con 61 empleados. A través de ella, la compañía ofrece servicios de datos en la nube a diversas empresas españolas. Su facturación ascendió a 14,5 millones y declaró 379.410 euros en impuesto de Sociedades. En todo caso, el grueso de la facturación generada a clientes españoles se realiza fuera de España, como sucede habitualmente con servicios online.

A pesar de ser poco importante en el tamaño de sus trabajadores, el crecimiento ha sido vertiginoso, al igual que el del resto de empresas españolas de Amazon. Por ejemplo, en 2014 apenas facturaban dos millones de euros. Al igual que Amazon Spain Services, también arrojó pérdidas de 339.357 euros, según los datos depositados en el Registro Mercantil.