A la izquierda, Juan José Brugera, presidente de la socimi Colonial, junto a Pere Viñolas, consejero delegado.

A la izquierda, Juan José Brugera, presidente de la socimi Colonial, junto a Pere Viñolas, consejero delegado.

Empresas SIN PRISA POR DESINVERTIR

Colonial venderá activos de Axiare por 450M cuando cierre la fusión en verano

La socimi adquirida cuenta con una decena de plataformas logísticas, 4 centros comerciales y un hotel.

La socimi Inmobiliaria Colonial no tiene prisa alguna en acometer la integración total de Axiare, la sociedad de la que ya ostenta el 87% tras el cierre de la OPA llevada a cabo.

“No estamos todavía en la gestión ordinaria de la compañía”, repetía en varias ocasiones el consejero delegado de Colonial, Pere Viñolas, durante el encuentro con los medios tras la presentación de unos resultados, los de 2017, cerrados con un beneficio récord de 683 millones de euros.

Una integración, que como se recogía en el folleto de la OPA, se llevará a cabo mediante una fusión. “Es la alternativa más probable”, apuntaba Viñolas, poniendo un plazo de entre 4 ó 5 meses para su culminación, porque “todavía no hemos alcanzado un grado de madurez suficiente. Estamos en trabajos propietarios”, añadía.

Fusión en verano

A pesar de las dudas, Viñolas ponía una fecha aproximada sobre la mesa. “Creo que la integración puede ser factible en la segunda mitad del año. Antes, se deben cumplir una serie de trámites legales, con la redacción de un plan de fusión, que debe ser avalado por un experto independiente y sometido a la aprobación de ambas juntas de accionistas”, comentaba el consejero delegado de Colonial, la socimi presidida por Juan José Brugera.

La posibilidad de que los responsables de Colonial aterricen en el consejo de Axiare antes de que se produzca la fusión no se descarta. "Estamos hablando con ellos y viendo cómo realizamos el tránsito, si se convoca una junta y se renueva o se hace de forma voluntaria", explicaba Juan José Brugera.

Axiare levanta el vuelo en Bolsa

El mero anuncio por parte de los responsables de Colonial confirmando la fusión de Axiare, como la alternativa más probable, y el automático canje de acciones que conllevaría la operación, hacía reaccionar en Bolsa a Axiare.

Desde el cierre de la OPA, la socimi todavía dirigida por Luis López de Herrera-Oria, se había llegado a desplomar más de un 17% desde los 18,36 euros que se cruzaron en el precio de la oferta, hasta cerrar en 15,2 euros el pasado 15 de febrero. Este lunes, tras el anuncio, se revalorizaba por encima de 16 euros. De no producirse más ventas hasta que se produzca la fusión, el canje afectaría a los accionistas tenedores de 10,3 millones de títulos de Axiare.

"Lo normal es vender logística y retail" 

Y a partir de que culmine la fusión, ¿qué va a hacer Colonial con los activos no estratégicos de Axiare? Como se recogía en el folleto de la OPA, comentaba Pere Viñolas que “lo normal es que vendamos los activos logísticos y de retail, en los que no estamos”, recordando aquellos 300 millones de euros de desinversión que hace 3 meses se apuntaron.

No obstante, también reconocía Viñolas que “la optimización del tiempo de venta se puede demorar 2 o 3 años por motivos inmobiliarios (revalorización de activos) y fiscales. En cualquier caso, cuando sea mejor por haber alcanzado el activo el máximo de su valor”.

Los criterios de rotación en Axiare, igual que en Colonial  

Premisa que Colonial maneja no solo para estos activos no estratégicos, sino para también para las propias oficinas de Axiare, aplicando el mismo criterio de rotación que sigue con sus activos. “Invertir donde se pueda crear valor y desinvertir donde el ciclo está agotado”, resumía Viñolas.

Al margen de las oficinas, Axiare cuenta en su 'portfolio' con decena de activos logísticos, cuatro centros comerciales y un hotel. En su conjunto, fueron adquiridos por algo más de 300 millones, y, actualmente, tienen un valor de mercado de unos 450 millones de euros.

La sede en Madrid, inamovible

Planteada la posibilidad de que Colonial pudiera entrar en otros mercados europeos, españoles o europeos, diferentes a los 3 (Madrid, Barcelona y París) en los que están plenamente asentados, Pere Viñolas lo descartaba. “Hoy por hoy no nos lo planteamos. Estamos al 100% en estos mercado y vale la pena seguir invirtiendo”, señalaba con rotundidad el consejero delegado de la socimi.

También descartaba Juan José Brugera la posibilidad de que Colonial retornara a Barcelona su sede social. "El cambio a Madrid se hizo por las circunstancias de entonces. Está ahí. No lo vamos a tocar. No tenemos pensando ningún cambio en el futuro", concluía el presidente de la socimi.