Íñigo de la Serna, ministro de Fomento.

Íñigo de la Serna, ministro de Fomento.

Empresas

Fomento buscará un pacto de Estado sobre el futuro de las autopistas de peaje

El ministro, Íñigo de la Serna, reclama a los fondos deudores de las autopistas quebradas que acepten una quita. 

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado su intención de buscar un acuerdo con el resto de formaciones políticas sobre el futuro de las autopistas de peaje en España, ante el próximo vencimiento del plazo de concesión de las más antiguas.

De la Serna pretende que un acuerdo en esta materia constituya uno de los principales puntos del Pacto de Estado sobre Infraestructuras que prevé promover próximamente, y para el que, según asegura, ya ha mantenido contactos con distintos grupos políticos.

"Este año tenemos que tomar algunas decisiones sobre las autopistas de peaje cuyas concesiones empiezan a vencer a fin de año", indicó el ministro. "Sería deseable alcanzar al respecto un cierto acuerdo político, dado que se trata de una decisión sobre el futuro del país", añadió durante su intervención en el Efe Foro Líderes.

Hasta ahora, sobre estas vías próximas a concluir su plazo de concesión, el ministro ha asegurado en reiteradas ocasiones que no se les ampliará este periodo y que revertirán al Estado, que en su momento decidirá sobre ellas.

Ahora, De la Serna abre la opción de que esa decisión se tome en el marco de un acuerdo con otras formaciones políticas en el marco de su pretendido Pacto de Estado de Infraestructuras.

Esta negociación sería así paralela al 'rescate' y relicitación de las nueve autopistas quebradas, las más 'jóvenes', que su Departamento también prevé acometer en el año 2018.

Concesiones que terminan

En la actualidad, una media docena de autopistas, las más antiguas del país tienen un próximo plazo de vencimiento. Así, en noviembre de este año concluye el periodo de concesión de la AP-1 Burgos-Armiñón, firma gestionada por el grupo Itínere.

En 2019, está asimismo previsto que termine el del tramo de la AP-7 entre Tarragona y Alicante, y el del la AP-4 Sevilla-Cádiz, y ya en 2021 culmina el trazado que une Barcelona, con La Jonquera y Tarragona y el de la AP-2 Zaragoza-Mediterráneo. Se da la circunstancia de que la concesión de todas estas vías la tiene Abertis, actualmente objeto de una 'batalla' de OPAs entre ACS y Atlantia.

Autopistas quebradas

El ministro también ha condicionado cualquier acuerdo con los fondos que ostentan la deuda de 3.200 millones de las autopistas en quiebra que 'rescatará' este Departamento a que acepten una quita al importe que el Estado deberá pagar por su liquidación.

"Cualquier acuerdo con los fondos pasa por conseguir una reducción de lo que tenemos que pagar por la liquidación de las vías porque, de lo contrario, estaríamos premiando a esos fondos", indicó el titular de Fomento, Íñigo de la Serna, que de esta forma reduciría el impacto del 'rescate' en las arcas y las cuentas públicas.

No obstante, el ministro no atisba posibilidad alguna de acuerdo con los fondos, dada la imposibilidad de alcanzarlo en el pasado. "Ya hubo un tiempo para eso", indicó De la Serna sobre un eventual de acuerdo. "Ahora está ya fuera de plazo", añadió.

"Si se produjera una oferta extremadamente atractiva, el Gobierno se pronunciaría, pero no creo que se produzca, porque en las negociaciones que en su día se mantuvieron con los fondos las posiciones estuvieron muy alejadas", detalló.