La fábrica de Tesla en Fremont, California.

La fábrica de Tesla en Fremont, California. Tesla

Empresas

Todos quieren a Tesla: la 'España vacía' sueña con acoger su fábrica

Iniciativas en Soria, León o Palencia tratan de que la compañía de coches eléctricos se instale en España con un proyecto que, por el momento, es un castillo en el aire.

"Hay que viajar muy al norte, hasta Escandinavia, para encontrar en Europa unas densidades de población tan bajas como las de la España vacía", apuntaba el periodista y escritor Sergio del Molino en La España Vacía (Turner, 2016). Se refiere a un territorio que ocupa 268.000 kilómetros cuadrados y en el que apenas vive un 15% de la población; la tierra de la que se resisten a marchar solo algunos, quienes no quieren cruzar los brazos ante la despoblación.

Por eso esta España, poco atractiva hoy para las empresas, se niega a asumir este extremo. Territorios como Soria, Palencia o León tratan de dar con la fórmula para que el empleo y, por tanto, la riqueza, vuelvan a aflorar en sus provincias. La última apuesta es la nueva fábrica que Tesla, la compañía de coches eléctricos, tiene pensado abrir en Europa. ¿Cuándo y dónde? Más de un año después de que su fundador, Elon Musk, hablara de sus nuevos planes, no se ha hecho ninguna declaración al respecto desde la compañía. Entonces, Musk avisó de que se la construcción de la fábrica se haría una vez que la producción Model 3 estuviera en marcha. Una producción que ha visto retrasados sus objetivos en los últimos meses.

De hecho, que no estén alcanzando las cifras previstas con este modelo -fabricar 5.000 vehículos semanales- está lastrando sus resultados. La compañía estadounidense registró unas pérdidas entre enero y septiembre de 2017 de 1.104,4 millones de euros, más del doble de las registradas en el mismo periodo del pasado año, pese a que sus ingresos crecieron un 79,6%, hasta los 7.273,6 millones de euros.

Pero esto no es óbice para que diversas localidades de España se estén postulando para acoger la que sería la nueva gran fábrica de Tesla. Y eso que no saben cuántos empleos crearía ni qué modelo se fabricará en ella. De momento, la compañía cuenta con su sede y fábrica de coches de Fremont, cerca de San Francisco; la planta de ensamblaje en Tilburg, cerca de Amsterdam y la fábrica de baterías o gigafactory en Nevada.

Debate en los plenos

En el Ayuntamiento de Palencia, por ejemplo, la propuesta se aprobó en un pleno celebrado en el consistorio. "Es el momento de hacer algo de verdad para evitar que cada vez más gente joven tenga que irse", explicaban desde el grupo de Ciudadanos. Meses después, desde el consistorio vallisoletano se aprobaba por unanimidad una moción para iniciar "sin dilación" los contactos con la compañía estadounidense para implantar la nueva factoría en la ciudad. 

Los últimos en sumarse a esta petición han sido los sorianos y los leoneses; estos no por el canal institucional, sino a través de la plataforma de recogida de firmas change.org. "Para frenar esta situación de despoblación en Soria es necesario que se instalen empresas que creen trabajo y oportunidades. La ciudadanía y la provincia piden que se inicien los trámites y postulen a la ciudad de Soria o la provincia como posible sede para acoger la factoría Tesla", reza la iniciativa ciudadana que en menos de cinco días han firmado 14.000 personas.

Pero no son los únicos. En el sur de España también abren sus puertas a la nueva fábrica, a pesar de que todavía no está siquiera plasmada sobre el papel. Los ayuntamientos de localidades como Huelva o Jerez de la Frontera (Cádiz) también han aprobado en distintos plenos presentar sus candidaturas, así como Paterna (Valencia) o Vigo y Ourense.

La competencia es alta, puesto que desde Tesla ni siquiera han apuntado que su interés dentro de Europa sea en concreto España, aunque tampoco lo han descartado. Otros países como Portugal, Francia o Países Bajos, donde ya cuenta con una planta, han abierto también sus brazos. Desde Tesla, de momento, no hablan de ningún ranking de destinos favoritos. Por ahora, su silencio y su cautela sólo sirven para alimentar los sueños de muchos territorios, por toda Europa, de volver a ser lo que un día fueron.