Gabriel Escarrer Jaume, vicepresidente y consejero delegado de Meliá.

Gabriel Escarrer Jaume, vicepresidente y consejero delegado de Meliá.

Empresas

Escarrer: "La inestabilidad política en Cataluña le ha costado a Meliá 3 M."

El vicepresidente y CEO de la hotelera mallorquina ha definido octubre como un mes "nefasto", aunque ya aprecian cierta mejora.

El conflicto soberanista catalán hizo que el mes de octubre fuera "nefasto" para el negocio hotelero de Melía. Así lo ha definido su consejero delegado y vicepresidente, Gabriel Escarrer, que ha cifrado el mordisco a sus cuentas en 3 millones de euros.

La situación política "ha tenido una incidencia muy importante" en los últimos meses, reconoce Escarrer. Para el sector, la temporada alta del segmento urbano llega en los últimos meses del año "y la inestabilidad ha pasado factura". Según la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), la inestabilidad política le ha costado al sector turístico 300 millones.

"En el caso de Meliá han sido más de 3 millones pero el problema es que octubre fue nefasto", ha explicado Escarrer a periodistas tras un acto celebrado en el marco de la Feria Internacional de Turismo (Fitur).

No es el primero que reconoce un buen golpe sobre su negocio. Esta misma semana, el consejero delegado de NH, Ramón Aragonés, también le ponía cifra al "impacto relevante" de la crisis política: "en torno a 2 millones sobre el resultado bruto de explotación (Ebitda)". En el caso del Grupo Barceló, la hotelera pasó de crecer en un hotel concreto de la Ciudad Condal un 22% en septiembre a caer un 6% en el mes siguiente. Se observa, aseguraba recientemente su consejero delegado para la región Europa, Asia y África (EMEA), Raúl González, “reticencia a organizar reuniones y eventos por si pasa algo en la ciudad”. 

El vicepresidente de Meliá reconoce que tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución, "la situación mejoró algo". Esa mejora se percibió en sectores "como el hombre de negocios, pero hay determinados segmentos como el de eventos, congresos e incentivos donde hay mucho componente de mercado internacional (estadounidense, británico, alemán) que por desgracia no hay visibilidad. Estos viajes se planifican con varios meses de antelación y es verdad que por desgracia hasta que no haya cierta estabilidad en la zona no hay visibilidad".

En cuanto al efecto que el brexit ha tenido sobre su operación, Escarrer ha asegurado que no lo han notado "afortunadamente" y que este año han aumentado el porcentaje de visitantes británicos en sus hoteles gracias, sobre todo, a un tipo de cambio favorable libra/euro.