Pedro Simón Barceló y Ramón Aragonés, CEO de NH.

Pedro Simón Barceló y Ramón Aragonés, CEO de NH.

Empresas Fusiones empresariales

Así es el "campeón nacional" del Turismo que quiere crear Barceló con NH

Para los expertos, la integración "tiene mucho sentido" dada la complementariedad de las cadenas.

En el sector, los rumores sobre la posible fusión entre NH Hotels y Barceló no son nuevos. Tampoco sorprende demasiado el acercamiento ya que, según los expertos, la operación tiene todo el sentido del mundo.

“Las fusiones están a la orden del día. Lo de Starwood y Marriott era sólo un aperitivo y creemos que lo veremos a todos los niveles, tanto a nivel global como local en España”, comenta a EL ESPAÑOL Bruno Hallé, socio director de Magma Hospitality Consulting.

NH confirmaba este lunes el acercamiento "no solicitado" de Barceló para formar un coloso nacional de turismo, a lo que éste ha respondido remitiendo al regulador la carta con la propuesta. El mercado parece haber acogido el proyecto con gran interés. Cuando la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha levantado la suspensión cautelar a las 12.30 de este lunes, los títulos de NH se han disparado un 18%. Durante la tarde han perdido algo de fuerza y han cerrado con un avance de un 11,8%, a 5,8 euros, respecto al cierre del viernes.

Los activos a combinar

Desde la hotelera mallorquina aseguran que la operación tendría “gran sentido estratégico”. Es “una oportunidad única de creación de valor para todas las partes, incluyendo los accionistas y los equipos de NH y Barceló y permitiría la creación de un grupo líder con la fortaleza de capital y talento necesarios para competir a nivel mundial”, detalla la carta que el copresidente del consejo de Barceló, Pedro Simón Barceló, ha remitido a NH.

NH Hotels es la segunda hotelera nacional y la sexta a nivel europeo y ocupa el puesto 28 en el ranking que elabora anualmente la publicación estadounidense Hotels. Cuenta con 381 establecimientos en 31 mercados, que suman más de 59.000 habitaciones. Opera bajo cuatro marcas en categoría tres y cuatro estrellas: NH Hotels, NH Colletion, Nhow y Hesperia.

Por marca, el 75% de sus habitaciones corresponden a los NH Hotels, frente al 20% de los Collection y el 4% de Hesperia. Los hoteles bajo la enseña Nhow, una cadena orientada a un público más exclusivo, representan un 1% del porfolio. Hasta el momento cuenta con tres ubicaciones: Milán, Berlín y Rotterdam.

Por región, el foco de NH fuera de España está en Europa, donde tiene un 66% de sus hoteles. Su segundo mayor mercado es el alemán, con 58 hoteles y 10.365 habitaciones. En Latinoamérica está el 27% de su porfolio y su mercado principal es el mexicano, donde recientemente ha estrenado su segundo hotel en la ciudad de Puebla y suma ya 15 establecimientos.

Por tipo de contrato, NH tiene más de la mitad de sus hoteles en alquiler, frente al 23% que tiene en gestión y el 21% en propiedad.

Barceló es la cuarta hotelera a nivel nacional, por detrás de Meliá, NH y Riu y ocupa la posición 42 a nivel internacional en el ranking de Hotels. Su porfolio lo formaban 230 hoteles en 21 países que suman más de 50.000 habitaciones. Divide sus activos entre hoteles urbanos y vacacionales -en una proporción 69%-31%-, que opera bajo cuatro marcas: Royal Hideaway, Barceló Hotel&Resorts, Occidental y Allegro.

Casi la mitad de sus hoteles están en Estados Unidos. El grupo recuperó el 100% de Crestline Hotels&Resorts el pasado abril, tres años después de haber vendido el 60% de esta filial. Su segundo mercado más importante es el español, con 58 hoteles, seguido del mexicano (21 hoteles), según su memoria de 2016. En total, en Latinoamérica, cuenta con 41 establecimientos, presente sobre todo con su enseña Barceló (un 29% del porfolio).

Por tipo de contrato, el 17% de sus hoteles están en propiedad, frente a un 25% en arrendamiento y un 58% en gestión.

En los últimos dos años, Barceló ha cerrado dos adquisiciones importantes: la compra de Occidental Hoteles, que le ha permitido reforzar su presencia en México, Colombia y el Caribe y, por otro, la del 60% que no controlaba en Crestline&Resorts, sumando 112 hoteles en EEUU. A esto se añade la fortaleza de su división de viajes -renombrada Ávoris y que integra las marcas minoristas, touroperadores, receptivo, su aerolínea Evelop y el negocio de cajas de experiencias PlanB-, 

La unión de ambas cadenas daría lugar a un líder del sector en España, con más de 600 hoteles y 109.000 habitaciones, con presencia en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica, además de un primer acercamiento a Asia, donde NH ya tiene un hotel en China. Superarían los 373 hoteles de Meliá, que suman más de 99.300 habitaciones, y se colocarían, a nivel mundial en el puesto 14 del ranking de Hotels que encabeza Marriott con más de 1.100.000 habitaciones y 5.952 establecimientos.

"En nuestra opinión, la operación cuenta con sentido estratégico y permitirá obtener sinergias al ser complementarias tanto por zonas geográficas como por segmento de negocio. Barceló está más enfocada al segmento vacacional, con importante presencia en el Caribe y en EEUU mientras que NH se centra en el segmento urbano, contando con presencia destacada en LatAm", afirma el analista de Renta4, Iván San Félix Carbajo.

¿Y un punto flaco? "Una interrogante, más que un punto negativo sobre la operación, es que las compañías son muy diferentes", sostiene Hallé, de Magma. Están en un punto distinto: una es una cotizada, orientada a dividendos para sus inversores, la otra sigue siendo una empresa familiar, aunque ya cotiza en el Mercado alternativo Bursátil (MAB) y puede buscar una manera de acelerar su crecimiento, explica el consultor.

Sus cifras y el plan de Barceló

Hasta septiembre, la hotelera que dirige Ramón Aragonés, logró un beneficio neto de 24,5 millones de euros, un 13,7% anual más, y un avance en los ingresos de 6,7%, hasta 1.168 millones, con lo que la hotelera se ve en posición de cumplir sus objetivos y cerrar el ejercicio con un Ebitda de 230 millones este año.

El grupo Barceló destaca en su memoria que en el último ejercicio logró cifras récord, superando los 2.850 millones en ingresos, un 15% más que el año anterior, y un Ebitda de 338,6 millones (+11,9%). Su objetivo para este año es alcanzar un beneficio neto recurrente de 150 millones.

El plan que propone Barceló para realizar la integración es que NH emita nuevas acciones y quedarse con un 60% del grupo resultante, que seguiría cotizando en el mercado continuo. La hotelera mallorquina valora NH en 2.480 millones, marcando como referencia un precio por acción de NH de 7,08 euros, lo que supondría una prima del 27% sobre la cotización media de sus títulos entre agosto y octubre (5,56 euros). La intención de Barceló, que tiene su sede en Palma, es ostentar una mayoría en el órgano de administración. Además, observa como una posibilidad fijar la sede de la empresa fusionada en Madrid.

Si NH accede a esta propuesta, Barceló propone negociar las condiciones del acuerdo que llevarían a sus respectivos órganos de gobierno en un plazo de tres meses. Además del 'due diligence' pertinente, sería necesario que Competencia le exima de la obligación de lanzar una oferta pública de adquisición (OPA) como marca la ley para operaciones en que se alcancen, directa o indirectamente, derechos de voto superiores al 30%.

Para Barceló, la nueva empresa debería reconocer y preservar las fortalezas de los equipos gestores en sus respectivas áreas. Su intención es integrar todos los activos y pasivos del grupo, "incluyendo la división de hoteles y viajes, que creemos que podrían aportar valor al grupo combinado", aunque está abierto a considerar otras alternativas.

El grupo chino HNA, primer accionista de NH Hotel Group, controla el 29,5% del capital pero no cuenta con presencia en el consejo de administración de la cadena, le sigue el fondo Oceanwood (12%) y el Grupo Inversor Hesperia (9%). Fuentes del sector han indicado a Europa Press que, aunque "no será fácil", la oferta podría llegar en un momento de "mayor receptividad".