Una tienda de Toys R Us, en una imagen de archivo.

Una tienda de Toys "R" Us, en una imagen de archivo.

Empresas Distribución

Toys "R" Us pierde 1,7 millones en España y duda de su expansión 'online'

La compañía asume que el comercio electrónico está sujeto a riesgos fuera de su "control".

Noticias relacionadas

Toys "R" Us ha reducido sus pérdidas en España hasta 1,67 millones de euros en 2016, un 17% menos que en el ejercicio anterior, cuando perdió 2,02 millones. Así lo indica la compañía en sus cuentas remitidas al Registro Mercantil, a las que ha tenido acceso EL ESPAÑOL.

La compañía opera en nuestro país mediante la sociedad Toys "R" Us Iberia S.A., que además agrupa a Toys "R" Us Portugal Brinquedos e Artigos Juvenis, Lda. y Toys "R" Us Iberia Real Estate, S.L.

En las cuentas individuales de Toys "R" Us Iberia S.A. se refleja que sus ventas han llegado a los 198,9 millones de euros, lo que significa una caída del 5,22% respecto al ejercicio anterior y 10,9 millones menos de facturación.

En el ejercicio terminado el 31 de enero de 2017, la compañía registró pérdidas operativas (ebitda) de 1,99 millones de euros, una reducción del desequilibrio de 590.000 euros. La distribuidora de juguetes, que está presente en España desde 1991, tiene en nuestro país 50 tiendas y emplea a 1.600 trabajadores.

"España no es uno de los países más grandes para Toys "R" Us en términos de facturación, pero sí en términos de rentabilidad. Es una empresa muy sana, muy dinámica y con mucho potencial todavía", aseguraba este fin de semana en una entrevista con Efe el director general de la compañía para Francia e Iberia, Jean Charreteur. Y donde todavía tienen potencial es, sobre todo, en internet.

"Está sujeto a riesgos fuera de nuestro control"

Aunque en la citada entrevista Charreteur hablabla de doblar en cuatro años las ventas por internet (que actualmente se sitúan entre el 5 y el 10%), en sus cuentas Toys "R" Us Iberia apunta que el comercio electrónico está sujeto a "riesgos e incertidumbres" fuera de su control. 

En este sentido, la compañía enumera ejemplos como cambios en los deseos de los clientes, incremento de filtros en el software, cambios en tecnología o fallos del proveedor de servicios para desarrollar el servicio adecuadamente en tiempo y forma.

No obstante, también recoge la pelota y asume que la empresa debe seguir dando pasos en este sentido: "La expansión de nuestro negocio online depende de nuestra capacidad para dar un servicio de calidad a nuestros clientes a través de internet", reseña. La consultora Kloster Trading indica que Amazon arrebató el año pasado el liderazgo en el podium a Toys "R" Us como la mayor juguetera de Estados Unidos.

Todo al rojo: la campaña de Navidad

"Nuestro negocio de juguetes es muy estacional, con un incremento de ventas y beneficios en el cuarto trimestre", continúa la compañía. No en vano, cerca del 55% de las ventas se producen en este periodo, sobre todo en la campaña de Navidad. "Este efecto se ve compensado con las ventas de productos del área Babies "R" Us que no está tan afectado por la estacionalidad", asegura la juguetera. No obstante, el mencionado negocio de puericultura aporta menos del 10% de la facturación total.

Frente a la gran competencia, Toys "R" Us cree que juega con cartas a su favor. "El éxito en este mercado competitivo puede lograrse aprovechando nuestra experiencia, con una buena gestión de inventarios, variedad, calidad, disponibilidad, precio, promociones y servicio al cliente", enumera.

Sin embargo, asume que la situación económica sigue siendo un reto, por lo que centrará sus esfuerzos "en las ventas, el margen y el mantenimiento de un control estricto de los gastos".

Aunque la compañía llama a la "calma" en España, lo cierto es que no puede tirar cohetes a nivel internacional. A mediados de septiembre, la reina de los juguetes se declaró en quiebra en EEUU, lo que hizo que todas las miradas se dirigieran al sector. De momento, esperan a la campaña de Navidad para ver si sus cuentas cogen aire.