Eurona ficha a Fernando Ojeda el hombre que sacó a bolsa Euskaltel

Eurona ficha a Fernando Ojeda el hombre que sacó a bolsa Euskaltel

Empresas

Por qué Eurona ficha a Fernando Ojeda, el hombre que sacó a bolsa Euskaltel

Jaume Sanpera pasa a ser presidente ejecutivo del grupo de telecomunicaciones.

Noticias relacionadas

El operador Eurona, que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) ha fichado como consejero delegado a Fernando Ojeda, el exconsejero delegado de Euskaltel que sacó a bolsa al coloso vasco de las telecomunicaciones, y uno de los principales responsables de Ono en la época en la que estaba controlada por los fondos.

Este nombramiento está sin duda relacionado con la aprobación por parte de Eurona el pasado 13 de septiembre de negociar una inyección de 40 millones de euros. Concretamente, la compañía trabaja en una operación de financiación para le ejecución del plan de negocio. La buena relación de Ojeda con los fondos y su experiencia en procesos similares a los que ahora vive Eurona han sido, sin duda, claves para su nombramiento.

Jaume Sanpera, que venía ejerciendo funciones de presidente y consejero delegado, pasa a ser presidente ejecutivo del grupo de telecomunicaciones.

Eurona Telecom es una operadora independiente que ofrece servicios de telefonía y acceso a Internet. Se trata de un “operador de última milla” que utiliza tecnología de radio para desplegar infraestructuras en zonas donde el resto de operadoras convencionales no les resulta ni atractivo ni rentable.

La compañía catalana ganó recientemente el concurso para prestar el servicio de internet vía wifi en todos los aeropuertos de la red de Aena en España a partir del otoño y durante dos años, con la posibilidad de una prórroga de un año más.

El regreso de Ojeda

Ojeda fue despedido de un día para otro y con cajas destempladas por Alberto García Erauzkin, presidente de Euskaltel, por las visiones diferentes que tenían del negocio. Ojeda creía en una política más expansiva mientras que García Erauzkin tenía el foco en mantener a toda costa la rentabilidad, apalancarse sobre lo ya existente y limitarse a comprar las operadoras gallega (R) y asturiana (Telecable). 

El despido de Ojeda, en un momento en el que la cotización de la operadora superaba de largo los 9,5 euros, supuso una penalización instantánea del valor. Aunque Euskaltel fue recuperando y volvió a subir de los 10 euros, la compañía volvió a desplomarse y no sólo juguetea con los 7,7 euros, sino que UBS la calificó como valor a vender hace pocos días, lamentando su incapacidad para soportar la presión de sus rivales.

Tampoco ayudó la frustración vivida tras retirarse del contrato de escuelas conectadas en Asturias, que Telecable tenía ya casi cerrado. Una posición que tenían que haber mantenido de forma defensiva y que supone una cesión de terreno más frente a la competencia. Una muestra más del empeño de los vascos en jugar a amarrar en lugar de defender sus territorios nacionales. 

Eurona viene de vivir un par de años de tensiones financieras, en los que ha comprado varias compañías (Quantis Global, Hablaya, Sultan Telecom y Stoneworks) y donde ha perdido a su accionista de referencia N+1 y lo ha sustituido por Mighty Capital, que ostenta el 11,86%. Sus acciones, en el entorno de los 1,7€, le dan una capitalización de 56 millones, muy lejos de los más de 91 millones que llegó a alcanzar.