Sede del Banco Popular

Sede del Banco Popular

Empresas BANCA

Todo lo que debes saber de la oferta del Santander a los accionistas del Popular

Quienes se acojan tendrán que renunciar a acciones legales. La adscripción será gratuita.

Arturo Criado

En pleno recrudecimiento de la batalla legal por la compra del Popular, el Santander ha lanzado el plan de compensación a los inversores minoristas que anunció el pasado mes de julio.

La entidad que preside Ana Botín ha presentado el folleto de emisión a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Lo ha hecho después de que se conociera que el Popular perdió en el primer semestre 12.218 millones de euros; y se dejó 18.500 millones en depósitos en los primeros seis meses del año.

Se trata de los denominados ‘Bonos de Fidelización’ que comenzarán a ofertarse a los clientes a partir de este miércoles. De hecho, fuentes cercanas a la entidad aseguran a EL ESPAÑOL que habrá una gran proactividad por parte de las oficinas para explicárselo a todos los interesados.

1.- ¿Qué son?

Los ‘Bonos de Fidelización’, según el folleto registrado en la CNMV, son una emisión de obligaciones perpetuas contingentemente amortizables realizada por el Banco Santander. El importe total son 981 millones de euros, aunque es posible que no se cubra entera. Dependerá de la demanda que exista por parte de los inversores del Popular.

Hablamos, por tanto, de unos bonos que los interesados en acudir a este sistema de compensación adquirirán de manera gratuita y que carecen de vencimiento. Son “a perpetuidad”. Eso sí, se abre la puerta a que el Santander pueda amortizarlos a partir del séptimo año. Es decir, a partir del año 2024.

2.- ¿Puede acudir todo el mundo?

No. Como decimos está destinada a inversores minoristas que acudieron a la última ampliación del Banco Popular, la efectuada entre el 26 de mayo de 2016 y el 21 de junio de 2016. También a aquellos que adquiriesen obligaciones subordinadas computables como Tier2 en las emisiones del 29 de julio de 2011 y el 14 de octubre de 2011.

Además deben cumplir con estos otros requisitos: tener los valores depositados en el Banco Popular o alguna filial del Banco Santander y mantener su compromiso y su vinculación con la entidad en los próximos años.

3.- ¿Existe algún tipo de compromiso?

Sí. El folleto refleja que quienes se acojan a esta medida de compensación “deben renunciar irrevocable e incondicionalmente al ejercicio de acciones y reclamaciones legales” contra el Popular, Santander o cualquiera de sus filiales.

Esto significa que, si ha interpuesto ya alguna demanda o está inmerso en alguna acción colectiva, tiene que desistir de ella.

4.- ¿Cuántos bonos me corresponden?

Todo dependerá de la cantidad invertida. Se establecen unos importes máximos a compensar por cada beneficiario. Hasta 100.000 euros la compensación se hará por el 100%. Entre 100.001 y 500.000 euros será el 75%. De 500.001 a 1.000.000 de euros le corresponde el 50%. A partir del millón de euros no hay opción a recuperar nada.

Cabe tener en cuenta que “se aplicará cada uno de los tramos en el rango en él establecido". Es decir, que si se invierten 250.000 euros, se aplicará el 100% para los primeros 100.00 euros; y el 75% por los segundos 150.000 euros. El total a compensar serían 212.500 euros.

5.- ¿Qué valor tienen?

La emisión inicial es de 980 millones de euros por un valor nominal de 100 euros unitarios. Sin embargo, la emisión se ha realizado al 70% de ese precio. ¿El motivo? La recomendación de los asesores externos (Intermoney y AFI), que fijaban una horquilla de valor que se ubicaba entre el 68,16% y el 75%.

Ahora bien, estos bonos pasarán a cotizar -como muy tarde el 15 de enero de 2018- en el mercado AIAF de Renta Fija. Esto servirá para abrir una ventana de venta a todos aquellos inversores que lo deseen. Eso sí, hay que tener en cuenta que la propia entidad reconoce que podría "no haber un mercado líquido, lo que dificultaría su venta por aquellos inversores que quieran desinvertir".

6.- La remuneración

Los ‘Bonos de Fidelización’ otorgan el derecho a suscribir un cupón efectivo discrecional y no acumulativo a un tipo de interés nominal anual del 1%, que se pagará de forma trimestral. El primer pago se efectuará el 15 de marzo de 2018.

En caso de que se extienda en el tiempo -más allá de 2024- existe remuneración, pero su cálculo resulta más complejo al estar ligada a distintos baremos. De hecho, fuentes financieras aseguran que lo normal es que, pasados los primeros siete años, el Santander amortice la emisión para evitar incurrir en gastos mayores.

En caso de que eso ocurriera, el titular obtendría el 100% del valor nominal del bono de fidelización.

7.- ¿Cuáles son los plazos?

Este miércoles 13 de septiembre comienza el período de aceptación de la oferta, algo que se hará a través de la red comercial de Popular. Termina el próximo 7 de diciembre, y la entrega de los bonos no se producirá más allá del 15 de diciembre; fecha en la que se inicia el período de devengo de la remuneración -con independencia de cuándo se haya aceptado-.

Los ‘Bonos de Fidelización’ deben ser admitidos a cotización antes del 15 de enero; y el primer pago de la rentabilidad se efectuará el 15 de marzo de 2018. A partir de ahí, cada trimestre se recibirá la remuneración que corresponda.

8.- ¿Cuánto le cuesta al Santander?

La emisión se ha hecho por un total de 981 millones de euros. Si no se cubre por completo, los bonos que no se hayan adjudicado se podrían emplear para tres cosas: atender nuevas solicitudes; que el propio Santander los mangenga en cartera; o amortizarlos “conforme a la normativa prudencial y de solvencia aplicable”, dice el folleto.

El coste máximo será de 680 millones de euros y “no tendrá impacto adicional en el capital del Santander”, dado que ya se ha incluido en los ajustes de la consolidación de Banco Popular efectuados a 30 de junio.

Tampoco espera la entidad que haya “impacto en la cuenta de pérdidas de ganancias del Grupo, y su impacto en 2017 en el patrimonio neto no será significativo”, destaca el folleto remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

9.- Los litigios

Con esta iniciativa el Banco Santander confía en compensar a los inversores minoritarios y reducir el número de demandas que puedan presentarse en los tribunales. Actualmente hay más de medio centenar de procesos en marcha, y una docena de plataformas que agrupan a los clientes para litigar por recuperar el dinero invertir en el Banco Popular.

Ahora bien, hay que señalar que los institucionales y los grandes inversores quedan excluidos. Hablamos de grandes fondos de inversión, aseguradoras, o el chileno Luksic y el mexicano Del Valle que llevan su propio calendario de actuaciones. De hecho, preparan ya diversas demandas contra el Banco Popular.

Una ventaja de aceptar la proposición del Santander es que no existe el riesgo, que sí está presente en algunas demandas, de una posible condena por costas.