La página de búsquedas de Google.

La página de búsquedas de Google. Reuters

Empresas

Google recurre la megamulta de 2.400 millones de la UE por abusos monopolísticos

La Comisión asegura que defenderá la sanción ante el Tribunal de Justicia.

Bruselas

Nuevo capítulo en el pulso entre Bruselas y Google. El gigante informático estadounidense ha presentado este lunes un recurso ante el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) contra la multa récord de 2.420 millones de euros que le impuso la Comisión en junio. El Ejecutivo comunitario le acusa de abusar de su monopolio de facto en el mercado de motores de búsqueda (con una cuota de mercado del 90%) para conferir una ventaja ilegal a su servicio de comparación de precios (Google Shopping) respecto a sus rivales. 

"La Comisión defenderá su decisión ante los tribunales", ha reaccionado su portavoz de Competencia, Ricardo Cardoso, tras conocerse el recurso de Google. Bruselas ha dado de plazo hasta el 28 de septiembre al gigante informático para que ponga fin a estas prácticas abusivas. Si no cumple, impondrá nuevas sanciones de hasta el 5% de su volumen de negocios diario a nivel mundial de su matriz, Alphabet.

Google ha eludido desvelar cuáles son sus argumentos legales y se ha limitado a confirmar que ha recurrido la sanción de Bruselas, sin hacer ningún otro comentario. En junio aseguró que estaba "respetuosamente en desacuerdo" con las conclusiones de la Comisión. A su juicio, no puede hablarse de abusos monopolísticos en un mercado en el que debe competir con otros gigantes como Amazon o eBay.

¿Base sólida?

"La decisión de la Comisión descansa sobre una base sólida, tanto desde el punto de vista legal como de los hechos, y por ello esperamos que derrote este recurso", ha dicho Thomas Vinje, asesor jurídico y portavoz de FairSearch. Esta asociación agrupa a algunas de las empresas que han denunciado las prácticas monopolísticas de Google, como Microsoft, Tripadvisor, Oracle o Expedia.

La respuesta de la justicia europea al recurso de Google no se espera hasta al menos finales de 2018. El TJUE tarda una media de 18,6 meses en resolver los casos en primera instancia. Su reciente decisión de revisar la megamulta de Bruselas contra Intel supone un precedente positivo para Google, según los expertos. La investigación formal sobre este caso comenzó en 2010.

La Comisión mantiene abiertos otros dos expedientes contra Google por abuso de posición dominante: uno sobre el sistema operativo móvil Android y el otro sobre la plataforma publicitaria AdSense. Ambos podrían desembocar en otras dos multas récord contra el gigante informático antes de fin de año.