Michael O´Leary, CEO de Ryanair, durante su reunión con periodistas en Madrid.

Michael O´Leary, CEO de Ryanair, durante su reunión con periodistas en Madrid.

Empresas

Ryanair suaviza sus duras restricciones sobre equipaje para evitar tapones

Obligará a llevar en bodega uno de los dos bultos gratuitos, aumentará el peso permitido en facturación y bajará los precios.

Ryanair ha anunciado que aumentará el peso del equipaje facturado permitido en sus vuelos, bajará el precio y obligará que, de los dos bultos que permite subir a bordo, el más voluminoso se quede en la bodega sin cargo.

La compañía señaló que, “al ser demasiados los clientes que transportan los dos bultos permitidos como equipaje de mano libre de cargo, y con una ocupación muy alta (97% durante el mes de agosto), no hay suficiente sitio en los compartimentos de cabina para tantas maletas, lo que está generando muchos retrasos en embarques y vuelos”. Para animar a los clientes a facturar algunas maletas y reducir la cantidad de equipaje a bordo, Ryanair aplicará desde el 1 de noviembre los siguientes cambios: El peso del equipaje facturado permitido aumentará de 15 kg a 20 kg para todas las maletas. La tarifa base para facturar esta maleta de 20 kg se reducirá de 35€ a 25€.

Además, sólo los clientes con 'Embarque Prioritario' (incluyendo Plus, Flexi Plus & Family Plus) podrán subir dos bultos al avión y el resto de pasajeros podrán subir sólo un bulto pequeño. El más voluminoso deberá bajarse a bodega, libre de cargos, en la puerta de embarque. Kenny Jacobs, de Ryanair, ha declarado que estos cambios en la política de equipajes le supondrán a la empresa “un gasto de 50 millones de euros anuales en términos de reducción de las tarifas de facturación de equipaje”.

El objetivo es que dar la opción de facturar equipaje más grande anime a más clientes a pensar en facturar su maleta y reduzca la alta cantidad de clientes con dos bultos en las puertas de embarque, algo que causa retrasos en los vuelos debido al elevado número de maletas que se bajan a bodega, tanto en la puerta de embarque como en la propia cabina.

El coloso del bajo coste quiere acelerar el proceso de embarque de los vuelos y eliminar los retrasos en los mismos, causados por no haber suficiente espacio en los compartimentos superiores, que no pueden acomodar más de 360 bultos de mano en aquellos vuelos que tienen una alta ocupación.

La opción del Embarque Prioritario se puede comprar por 5€ a la hora de reservar el vuelo o se puede añadir a la reserva posteriormente por 6€, y está disponible hasta una hora antes de la hora prevista de despegue.