José Antonio Sánchez, presidente de RTVE, durante una comparecencia parlamentaria.

José Antonio Sánchez, presidente de RTVE, durante una comparecencia parlamentaria. Juan Carlos Hidalgo Agencia EFE

Empresas TELEVISIÓN

PP y PSOE pactan la nueva RTVE y una elección del presidente por tres quintos

Los dos partidos introducirán importantes enmiendas en el Senado para asegurarse el control de la nueva radiotelevisión pública.

Fernando Cano

El Partido Popular y el PSOE han pactado la nueva RTVE al margen de Podemos y Ciudadanos. Con ello, se acaba el breve consenso logrado en junio en el Congreso para aprobar los cambios en la Ley de Radiotelevisión Española que fijarán un nuevo sistema de elección del consejo y del presidente de la corporación de la radio y televisión pública.

A finales de junio, los grupos parlamentarios del PP, PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos y el PNV aprobaron por unanimidad y con procedimiento de urgencia la renovación del Consejo de RTVE y de su presidente mediante un formato parecido al concurso público, aunque la votación final la tengan las Cámaras. Un pacto inédito en esta legislatura tras el cual se envió el proyecto al Senado donde, en principio, se deberían aprobar las modificaciones antes de finalizar septiembre.

En este nuevo trámite PP y PSOE han decidido presentar una serie de enmiendas que, en caso de aprobarse, les garantizaría el control de la nueva RTVE. El proyecto de enmiendas a las que ha tenido acceso EL ESPAÑOL coinciden en su forma y hablan de una perfecta sintonía, algo que dista mucho de la dialéctica parlamentaria  que el PSOE dedica diariamente al PP, incluso en los temas referidos a la propia RTVE. De hecho, tres de las enmiendas que presentaría el PSOE se incluyen dentro de las nueve del PP.

Dinamitan el consenso de RTVE

Fuentes de Ciudadanos consultadas por EL ESPAÑOL critican la actitud del PSOE, "apoyando al PP mientras critica a Ciudadanos por apoyar la estabilidad o los presupuestos”, informa Jorge Sainz.

Según los borradores a los que ha tenido acceso este periódico, los dos grupos introducen la misma enmienda que aumenta de nueve a diez los consejeros de RTVE. De ellos, seis serán elegidos por el Congreso de los Diputados y otros cuatro por el Senado, además de procurar la paridad entre hombres y mujeres. Este sillón extra estaría destinado a que el PSOE y PP consoliden su control de las votaciones dentro de la Corporación pública.

La segunda gran modificación que introduce el PP y que, según hemos podido saber, contaría con el apoyo de los socialistas, sería la elección en segunda votación de los miembros del nuevo consejo y de su presidente. Las enmiendas de los populares indican que “si en una primera votación no se alcanzare la mayoría de dos tercios, estos podrán ser elegidos por tres quintos de cada Cámara en una votación posterior efectuada en un plazo no inferior a quince días”.

Mayoría de tres quintos

El proyecto que salió del Congreso de los Diputados hace tres meses señalaba que si no había acuerdo en primera votación, “los candidatos podrán ser designados por una mayoría absoluta siempre y cuando su candidatura haya sido propuesta por al menos la mitad de los grupos parlamentarios de las cámaras”.

En clave parlamentaria, y si el PSOE apoya este nuevo sistema de votación, esto significa que la suma de los diputados de PP (137) y PSOE (85) serían suficientes para controlar todos los nombramientos de la nueva RTVE y, por tanto, el futuro inmediato de la televisión pública. El límite para superar la mayoría por tres quintos en el Congreso está en 210 diputados. Juntos, PP y PSOE suman 222. De hecho, el PP no suma con ningún otro grupo político esta mayoría.

En estos momentos ambos partidos ya estarían buscando al nuevo presidente que sustituya a José Antonio Sánchez. Este nuevo directivo sería propuesto por el PP con la aprobación del PSOE, por lo que deberá ser una figura de consenso entre los dos principales partidos. La búsqueda se está haciendo al margen de los otros dos grandes partidos.

Se podrán renovar consejeros

Una figura que llegará de manera “tranquila”, según han reconocido fuentes cercanas a las negociaciones a EL ESPAÑOL. En las enmiendas se puede apreciar que el PP propondrá que “si durante el periodo de sus respectivos mandatos se produjera el cese de alguno de los miembros del Consejo de Administración, las personas designadas para sustituirles lo serán por el tiempo que reste del mandato de su antecesor. Las vacantes deberán ser cubiertas por las Cámaras a propuesta de los grupos parlamentarios”.

También las enmiendas del PP afirman que los consejeros podrán ser renovados hasta que se produzca la puesta en marcha de la nueva ley y con el objetivo de que se adecuen al nuevo número. “No obstante lo dispuesto en el artículo 12, punto 1 de esta Ley, y solo para la primera elección conforme al nuevo procedimiento establecido, los consejeros podrán ser renovados.”

Respecto de los tiempos, las enmiendas del PP indican que “las Cortes Generales aprobarán, en el plazo de los tres meses siguientes a la entrada en vigor de esta Ley, la normativa que contemple la selección de los miembros del Consejo de Administración de la Corporación RTVE por concurso público con la participación de un comité de expertos designados por los grupos parlamentarios. Este comité hará públicos sus informes de evaluación y serán remitidos a la Comisión competente para la correspondiente audiencia de los candidatos”.