Empresas

Bimba y Lola cierra 2016 con un alza de 32% en sus ventas, hasta 152,4 millones, y 16,4 millones de beneficio

La firma, que acaba de cumplir diez años, prevé abrir unas 20 tiendas en Francia, Reino Unido, Portugal y México en los próximos meses.

Bimba y Lola alcanzó unas ventas de 152,4 millones de euros durante su ejercicio fiscal, que terminó el 28 de febrero de 2017, lo que supone un aumento del 32% respecto a un año antes, según ha informado este martes la compañía de moda.

La firma gallega de las diseñadoras Uxía y María Domínguez, sobrinas de Adolfo Domínguez, situó su beneficio neto en 16,4 millones de euros, al tiempo que registró un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 21,6 millones de euros (un 14,2% de las ventas).

De esta forma, los resultados de la compañía, que acaba de cumplir diez años, confirman además de un crecimiento "significativo" en ventas, una "sustancial" mejora de los márgenes y del resultado.

El crecimiento global de la empresa se ha sustentado en un 21% de incremento de ventas en superficie comparable en España ('LFL') y en el "fuerte" tirón de sus ventas internacionales, con crecimientos superiores al 60% en Francia y en el Reino Unido, al 50% en Chile y Corea, y al 20% en Portugal, México y Singapur.

Bimba y Lola, cuyas ventas internacionales suponen ya el 26% del total, sigue incorporando puntos de venta, de acuerdo con su plan de expansión internacional.

Nuevas aperturas

En la actualidad cuenta con un total de 226 tiendas y en los próximos meses prevé añadir al menos 20 más en Francia (incluyendo sus primeros corners fuera de Paris, en Printemps-Lyon y Printemps-Cannes), Reino Unido, Portugal y México. La marca también prevé seguir creciendo en España, con nuevas ubicaciones seleccionadas, y a través de corners en El Corte Inglés.

Actualmente, la compañía emplea a más de 1.100 personas, un 70% de ellas indefinidas, lo que supone un crecimiento del 18% de su plantilla respecto al año anterior. La contribución fiscal de Bimba y Lola durante el ejercicio 2016 ha sido de 23,3 millones de euros.

En este contexto, la compañía afirma que se prepara para el desembarco en varios de los mercados más atractivos del mundo, con la intención de convertirse en una marca global dentro de su segmento. Para poder abordar este crecimiento, Bimba y Lola estudia el diseño y construcción de una nueva sede corporativa, y de unas nuevas instalaciones logísticas.