Jornada de huelga de los estibadores en Ferrol, imagen de archivo

Jornada de huelga de los estibadores en Ferrol, imagen de archivo kiko delgado Agencia EFE

Empresas Los paros suponen pérdidas millonarias cada día

Los estibadores secundan mayoritariamente el primer día de huelga

Los trabajadores portuarios continúan con su calendario de movilizaciones ante la falta de acuerdo con la patronal. 

E.B. / Agencias

La totalidad de los estibadores ha secundado la huelga de 48 horas programada para este miércoles. La movilización tiene lugar un día después de la reunión entre el principal sindicato y la patronal ANESCO.

Desde la Coordinadora de Trabajadores del Mar, aseguran a Europa Press que se ha registrado una adhesión del 100% de los estibadores, y "un estricto cumplimiento de los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento".

Se espera que la huelga de 48 horas de los muelles tenga fuertes repercusiones económicas. Los parones intermitentes de la semana pasada ya supusieron pérdidas de más de 36 millones de euros, y el traslado del gigante Maersk a Tanger.

No obstante, en declaraciones a EFE del principal representante de los estibadores, Miguel Rodríguez, esta huelga no se puede valorar según los costes económicos porque el Gobierno no "es serio en la información" que da, ya que es "imposible contrastarla, porque no hay ninguna empresa en el país que sea capaz de calcular cuál es el gasto que se tiene al final de un periodo de huelga".

Mercancías a la espera en los principales muelles 

Los puertos españoles más importantes están parados por la huelga de 48 horas de los estibadores. Hay 6.500 trabajadores que han acudido hoy a los parones convocados. 

En el puerto de Algeciras el 100% de los estibadores han secundado la huelga, al igual que en las movilizaciones de la semana pasada. Este es el muelle de mayor volumen de tráficos en España.

En el litoral mediterráneo el seguimiento también ha sido total. En Barcelona y Tarragona informan que la jornada se desarrolla sin incidentes. La situación es similar en Valencia, donde se tiene constancia de que las empresas transportistas han decidido no acudir al puerto, y han programado las salidas en función de los paros. 

En el mar Cantábrico también el 100% de los trabajadores han secundado la huelga. En el puerto de Bilbao lo más destacado ha sido la protesta de los estibadores a las 8:30 horas ante el edificio de la autoridad portuaria.

En Santander y Vigo, salvo servicios mínimos relacionados con algunos cruceros, el parón está siendo total. La situación es similar en los muelles de Áviles y Gijón. 

Servicios mínimos para evitar el desabastecimiento

Se ha establecido una actividad básica para las mercancías perecederas o peligrosas, y para abastecer a las islas, Ceuta y Melilla. 

En el resto de puertos se ha fijado un "porcentaje de servicios necesarios para garantizar el rendimiento no inferior al 50% de una jornada comparable por horario, tipo de mercancía y terminal".

En este sentido, el principal representante sindical, Miguel Rodríguez, ha asegurado que los trabajadores cumplirán con los servicios mínimos, especialmente con un "barco de ayuda humanitaria que, desde el primer momento, los estibadores garantizaron que no encontraría ningún problema de retención por este conflicto laboral".

Los servicios mínimos del 100% establecidos en las Islas Canarias la semana pasada causaron malestar entre los estibadores ya que, aseguraban, era una manera de evitar que estos trabajadores ejercieran su derecho a huelga. Sin embargo, según afirma Miguel Rodríguez, en la huelga de este miércoles, de los 550 estibadores canarios solo trabajan 20 hombres. 

El Ministerio de Fomento ha informado que, a pesar de los servicios mínimos fijados, "los efectos del cese de la actividad en los servicios de manipulación de mercancías se propagan, a través del resto de la cadena logística, a toda la economía nacional". 

A la espera de la asamblea de la patronal

La Coordinadora de Trabajadores del Mar presentó en la reunión del miércoles una nueva propuesta que la patronal ANESCO valorará en una asamblea el viernes. 

Los estibadores siguen exigiendo que las compañías aseguren la subrogación de todos los empleos y el mantenimiento de las empresas en los centros portuarios de empleo. A esto han añadido, como "gesto de buena voluntad", que de la rebaja salarial del 10% prevista, se hará una reducción del 5% de manera inmediata en aquellas empresas que acepten sus peticiones. 

Las mismas fuentes han señalado que se fija como plazo el 30 de septiembre, momento en el que se remataría el proceso de negociación y se reduciría ese 10% salarial. 

ANESCO aseguró el miércoles, en un comunicado, que tendrá en cuenta la nueva propuesta de los estibadores. Sin embargo, piden que durante las negociaciones se "cese el calendario previsto de movilizaciones, por los graves perjuicios que el conflicto está ocasionando en toda España".