Jordi Roures, presidente de Mediapro.

Jordi Roures, presidente de Mediapro. Europa Press

Empresas OPERADORAS DE TELEVISIÓN

Mediapro se juega su venta a una sola carta: negocia en exclusiva con un fondo chino

El grupo chino Orient Hontai negocia con Roures y Benet la compra de hasta el 76% de la productora.

Noticias relacionadas

La venta de Mediapro podría decidirse en pocas semanas. Las negociaciones se están desarrollando a dos bandas entre los socios fundadores de la operadora -Jaume Roures y Tatxo Benet- y el fondo chino Orient Hontai, única empresa que se mantiene con vida en el proceso. En la productora audiovisual indican a EL ESPAÑOL que están en la recta final de las negociaciones y que incluso podrían producirse novedades este mismo mes de junio.

No obstante, esto no significa que la operación esté cerrada. Dentro de Mediapro indican que está todo abierto y que incluso podría rechazarse la oferta definitiva del grupo chino, con lo que la venta quedaría totalmente aparcada. Estamos, por tanto, ante un cara o cruz en el que la productora fía las opciones de venta a una sola carta y a las posibilidades de crecimiento que les ofrece Orient Hontai.

Las fuentes consultadas indican que todavía faltan por cerrar dos interrogantes. El primero es el porcentaje del capital que compraría el fondo chino, una situación que tiene que ver con la decisión personal de cada uno de los socios de vender su participación. En torno a este equilibrio de poderes, lo único cierto es que Jaume Roures y Tatxo Benet no venderán su participación del 24%, ya que su aspiración es poder seguir gestionando la nueva Mediapro, una vez cerrado este proceso.

Se podría vender hasta el 76% de Mediapro

Dentro de los vendedores encontramos al Grupo Torreal (Juan Abelló) que quiere desprenderse de su 23% y Gerard Romy, con un 11% del capital. En el comienzo de las negociaciones formales por todo el paquete en marzo de este año, Romy no se planteaba vender, pero en estas últimas semanas su posición se ha desligado de la postura de Jaume Roures y Tatxo Benet.

De esta manera, las posibilidades de venta van desde el 23% de Abelló hasta el 76% que suman todo el resto de los accionistas. La multinacional de la publicidad WPP tiene un 23% y la televisión mexicana Televisa tiene el 19% restante.

El porcentaje de acciones que finalmente vendería Mediapro está directamente ligado al precio de venta que tendría la operación. En septiembre del año pasado Juan Abelló encargó a los bancos Lazard y Citibank la venta de su paquete accionarial por uno 450 millones de euros lo que suponía valorar toda la compañía en unos 2.000 millones.

Roures y Benet toman el control de la venta

En esta línea, el equipo fundador estaría dispuesto a vender por unos mil millones de euros, por lo que estaríamos hablando de un poco más del 50% de la compañía. Para ello deben convencer a WPP y/o a Televisa para vender sus participaciones. De momento, el grupo mexicano estaría más proclive a una operación de venta, aunque sumando sus acciones a las de Abelló solo se llegaría al 42% del capital. Precisamente uno de los temas que se discuten en estos momentos es la negociación con los accionistas para que finalmente acepten vender.

La venta de Mediapro culminaría un largo proceso que comenzó en septiembre del año pasado. Abelló puso en venta su paquete accionarial que produjo un gran interés en el mercado, por lo que el resto de los socios se plantearon una operación más ambiciosa que pudiese superar el 51% del capital. Para ello, a comienzos de año los socios acordaron poner al equipo de Jaume Roures al frente de las negociaciones. Se acordó negociar por todo el paquete en su conjunto y tomar una decisión unificada sobre las ofertas.  

Entre los interesados se encontraron Vivendi, Liberty Media, Berstelman, Apax Partners, Dalian Wanda e incluso se habló de la china Alibaba. Quienes llegaron a presentar propuestas formales fueron Pamplona Capital y Orient, esta última seleccionada para la negociación definitiva.

Mediapro facturó 1.536 millones en 2016

Para Roures y Benet, la eventual compra de Orient Capital les abriría la puerta del mercado chino, uno de los últimos países que de momento se le resisten a Mediapro y donde no tiene presencia. Mediapro centra su negocio en derechos deportivos, servicios audiovisuales y producción de contenidos y tiene presencia en toda Europa y gran parte de Latinoamérica y Estados Unidos.

En España es dueña de los derechos de la Champions League y de la Liga Santander, además de los derechos de la Fórmula 1 para Latinoamérica. Son propietarios de Globomedia, que produce ficción para los principales canales en abierto y controlan la producción audiovisual de buena parte de los eventos deportivos que se retransmiten en el país.

En 2016, Mediapro obtuvo una facturación de 1.536 millones de euros, un crecimiento de 26 millones respecto de los 1.510 millones de 2015 y registró un Ebitda de 162 millones frente a los 130 millones de 2015. Mediapro prevé facturar en 2017 más de 1.600 millones de euros con 200 millones de Ebitda.

¿Qué es Orient Hontai?

Fundada en septiembre de 2014, Orient Hontai Capital es un fondo chino que ha participado en inversiones de capital centradas en la tecnología de los medios de comunicación y sanidad, incluyendo inversiones en empresas de videojuegos como Shanda Game, China Mobile Game Entertainment, FunPlus Game, entre otros. En estos momentos, centran su radio de acción en Asia y tiene pocas posiciones en Europa.