Protesta de estibadores.

Protesta de estibadores. EFE

Empresas Laboral

El Gobierno da luz verde a la reforma de la estiba mientras la huelga sigue convocada

El ministro de Fomento ha querido llamar "a la calma" para no afectar a las negociaciones entre sindicatos y patronal.

Noticias relacionadas

"El Gobierno hoy ha cumplido con su obligación". En esos términos se ha referido el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, tras la aprobación en el Consejo de Ministros del Real Decreto Ley que dará cumplimiento a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea en el sector de los estibadores. Lo hace pese al mantenimiento de la convocatoria de huelga por los sindicatos, por la falta de acuerdo con la patronal.

De este modo, según ha apuntado el ministro, se garantiza la libertad de empresa y la libertad de contratación en los puertos, algo que hasta ahora no existía por la existencia de la Sagep.

A pesar de que todavía tiene que salir adelante en el Congreso y de que continúa la convocatoria de huelga por parte de los sindicatos de estibadores, De la Serna ha querido llamar "a la calma" para no afectar a la negociación que todavía continúa entre sindicatos y patronal con un mediador del Ministerio de Empleo.

El ministro de Fomento ha insistido en que España se enfrenta a una multa de más de 134.000 euros diarios que "saldrán del bolsillo de los españoles".

Un periodo de tres años

El Gobierno contempla un periodo de tres años para que se dé cumplimiento completo a las exigencias de Bruselas desde la entrada en vigor de la reforma.
En este sentido, De la Serna ha comentado que la Sagep podrá subsistir durante este periodo, tiempo en el que tendrán que ceder trabajadores a las empresas estibadores, sean o no accionistas, al contrario de lo que ocurría hasta ahora. 
Así, se regularán los centros portuarios empleos como ETTs especializadas en las zonas portuarias. En esos centros, quienes no tengan la titulación requerida podrán acceder al empleo si acreditan al menos 100 jornadas de trabajo en el servicio portuario de manipulación de mercancías.
"Se ha flexibilizado a un máximo la negociación y la balanza cae del lado de los trabajadores", ha asegurado el ministro de Fomento, que ha apelado a sindicatos y patronal a seguir "sentados en la mesa de negociación" para conseguir sus reclamaciones a través del convenio colectivo.