Horacio Martos, uno de los cofundadores de Social Point.

Horacio Martos, uno de los cofundadores de Social Point. S. Point

Empresas Empresas tecnológicas

Social Point, comprada por 230 millones de euros por la americana Take-Two

El acuerdo se basa en un pago en efectivo de 175 millones de dólares (162 millones de euros) y el resto en acciones. La compradora desarrolla juegos como Mafia o Civilization.

Jesús Martínez

Nueva millonaria venta de una 'startup' española. La compañía estadounidense Take-Two Interactive ha comprado el desarrollador de juegos móviles español Social Point por 250 millones de dólares (230 millones de euros). El acuerdo, según ha comunicado la compradora (que cotiza en el Nasdaq), se basa en un pago en efectivo (162 millones de euros) y en acciones.

La española Social Point fue fundada en 2008 en Barcelona. Especializada en juegos para dispositivos móviles, cerró el año 2016 con unos ingresos netos de 90,8 millones de dólares (84 millones de euros) y un Ebitda positivo de 19,9 millones (18,4 millones). Tal y como publicó EL ESPAÑOL, el año 2015 se cerró con 85 millones de euros brutos, tras romper sus pesimistas previsiones.

La compañía está liderada por los tres cofundadores: Horacio Martos, Andrés Bou y Mac Canaleta. Cuenta, según ha explicado en el comunicado Take-Two, con una plantilla de 270 trabajadores. Los primeros se mantendrán en la compañía después de cerrar definitivamente la transacción y podrán elegir entre recibir una contraprestación de hasta 25,9 millones de dólares en efectivo o en acciones de la norteamericana, dependiendo de que el negocio logre ciertos objetivos durante el primer y segundo año.

En un mercado tan competido como el de los juegos móviles, la tecnológica comprada cuenta con dos grandes armas: Dragon City y Monster Legends. Son los dos títulos de mayor éxito, que los han catapultado en estos dos últimos años y con los que generan más del 85% de su facturación. El primero de ellos aglutina la mitad, algo que le sucede a muchos actores del sector.

"Con la adquisición de Social Point, Take-Two ha diversificado aún más su negocio, ha ampliado su cartera de propiedad intelectual y ha mejorado significativamente su posición en el espacio de juegos móviles de libre crecimiento", ha explicado el presidente y CEO de Take-Two, Strauss Zelnick.

Por su parte, Horacio Martos y Andrés Bou explican: "Take-Two es uno de los principales editores de la industria del entretenimiento interactivo, cuyas marcas son recnocidas en todo el mundo por su capacidad para crear algunas de las experiencias de entretenimiento más exitosas en consolas y PC".

¿Los accionistas de la española?

La compañía está en manos de algunos de los grandes fondos de capital riesgo españoles y extranjeros. Con el 18,4% de la empresa se encuentra el fondo española Nauta Capital. Por su parte, Highland Capital Partners (16%), Idinvest Partners (16,4%) y Greylock (15%) se reparten parte de su accionariado.

La empresa española ha recaudado 44,7 millones de dólares en seis rondas de financiación. La última fue en julio de 2014, que le permitió inyectar 30 millones de dólares.

¿Quién es la compradora?

La compradora, con sede en Nueva York, es desarrolladora y distribuidora de videojuegos que controla dos marcas propias: 2K y Rockstar Games. En su portfolio están títulos como Civilization o Mafia.

Cotiza en el Nasdaq y cuenta con un negocio que en el ejercicio 2016 alcanzó los 1.400 millones de dólares de ingresos netos y un Ebitda de más de 64 millones. Su valoración supera los 4.600 millones de dólares.

Más ventas millonarias

Esta millonaria venta se sumaría a las que ya se han cerrado en los dos últimos años en el ecosistema emprendedor español. La transacción más importante por la cuantía fue la de Privalia a su competidor francés Vente-Privee por más de 450 millones de euros.

A esta se suman, la de Ticketbis, adquirida por Ebay por unos 165 millones de dólares; la de la 'española Olapic por 130 millones de dólares, o la de La Nevera Roja a Just Eat por 76 millones de euros.