Andy Murray es uno de los tenistas más queridos del circuito. Sus éxitos y sus lesiones han tenido en vilo a sus fans durante años y ahora todos esperan que poco a poco su tenis vuelva a tener ese brillo de antaño que le permitió colarse entre los mejores del mundo en la generación más difícil de la historia, la del 'Big Three'

Noticias relacionadas

Del tenista escocés se han dicho muchas cosas a lo largo de su carrera, incluso que fue capaz de colarse en el selecto club que habían formado entre Roger Federer, Rafa Nadal y Novak Djokovic en lo que pasaría a llamarse como 'Big Four'. Sin embargo, las lesiones han dejado por el camino a un tenista de talla mundial que podía haberse consolodidado en los escalones más altos de la historia. 

Bien es cierto que no se recuerda una rivalidad con tanto nivel como la que formaron estos cuatro tenistas, pero Andy tuvo que bajarse del carro antes de tiempo por culpa de sus dolencias en la cadera, una lesión que le ha tenido apartado de las pistas durante mucho tiempo y que ha provocado que pasase por el quirófano en varias ocasiones. 

Murray cierra el puño en señal de victoria Twitter (@Tennis_Central)

Estas operaciones y estos parones han provocado que la carrera de Murray se fuera al traste tal y como se conocía, diciendo adiós a ese tenista único que amenazaba con colarse entre los mejores de siempre y que ahora intenta volver a ser lo que era sufriendo en cada partido por obtener un triunfo. 

De hecho, después de muchísimo tiempo, Murray ha vuelto a disputar un Grand Slam, el US Open, y retornará a Roland Garros gracias a una invitación especial del torneo tras más de tres años sin pisar la arcilla de París. Sin duda, un gran detalle del torneo para un tenista que sigue siendo muy querido por todos. 

Sin embargo, ahora Andy ha vuelto a ser noticia por un suceso del pasado, que tiene que ver con las lesiones y, sobre todo, con su gran operación de cadera del año 2019. El jugador decidió subir a sus redes sociales una radiografía para que sus fans pudiesen ver cómo había ido su operación, un acto de lo más inocente. 

La radiografía de cadera de Andy Murray

Lo peor de todo es que Andy no se percató a tiempo de que en dicha radiografía se podía dibujar y diferenciar con cierta nitidez la figura de su pene, que lógicamente aparecía en la parte inferior de la radiografía. La foto generó un revuelo enorme en su día tanto para sus casi 2 millones de seguidores en redes sociales como para todo el mundo del tenis. 

La explicación de Murray

Pues ahora, Murray ha decidido dar una explicación, o más bien una justificación, de por qué hizo aquello: "Creo que fue a la mañana siguiente de la operación y yo estaba bastante fuera de lugar en ese momento. Estaba tomando todo tipo de medicamentos y morfina, y obviamente no estaba pensando con claridad ni revisando con demasiada atención". 

"Nunca antes había cometido un error como ese. Si la gente lo encuentra gracioso, está bien. Creo que la lección que se debe aprender es que si acabas de pasar por una operación importante y te han administrado morfina, ¡debes mantenerte alejado de las redes sociales por un tiempo!". Esta fue la explicación del bueno de Andy para la revista Pride Life Magazine.

[Más información: Daniel Vallverdú, el héroe del tenis: el entrenador de los grandes y la cara más solidaria tras el Covid-19]