La nueva actuación deplorable de Nick Kyrgios en el Masters 1000 de Cincinnati ha terminado por pasarle factura al australiano. La ATP ha sancionado su comportamiento con una multa económica de 101.695 euros después de que, en su partido contra el ruso Karen Khachanov, escupiese al juez de silla y le negase al saludo.

Noticias relacionadas

La actuación de Kyrgios no se quedó ahí, sino que tras discutir con el árbitro del partido durante la disputa del segundo set, le pidió permiso para ir al baño y lo aprovechó para destrozar un par de raquetas en el túnel de vestuarios. El australiano no dejaba de tirarse piedras contra su propio tejado, pero su show no iba a llegar a su fin ahí, pues la guinda al pastel la iba a poner cuando el partido llegó a su fin.

En ese momento, Kyrgios comenzó a insultar al juez de silla diciéndole "eres una puta herramienta" y atreviéndose a ponerse de ejemplo en comparación con Rafa Nadal. Tras este nuevo episodio, la ATP ha tomado cartas en el asunto y ha dividido la multa de 101.695 euros de la siguiente forma: 76.496 por cinco cargos de conducta antideportiva, 17.999 por abuso verbal, 4.500 por obscenidad audible y 2.700 por abandonar la pista.

Nick Kyrgios escupiendo al juez de silla tras perder el partido contra Khachanov.

Investigación en curso

Para zanjar el tema, la propia institución de gobierno del tenis masculino ha emitido un comunicado para manifestar que, además de la multa ya impuesta, el asunto podría ir a mayores si se descubren nuevas incidencias en la investigación llevada a cabo: "Además de la multa, la ATP sigue investigando lo sucedido para esclarecer si debe tomar nuevas medidas. Esto podría resultar en nuevas multas y/o suspensiones".

[Más información: Kyrgios, furioso: "Si Rafa Nadal juega tan rápido, me retiro y callo para siempre"]