Sira Martínez es la hija mayor de Luis Enrique y desde hace unos días la campeona de España de hípica en su categoría, la de jóvenes jinetes. La amazona sigue creciendo como una de las grandes promesas de este deporte en nuestro país y, a sus 20 años, ha conseguido este último gran reconocimiento. Sobre su pasión y su vida ha hablado en una entrevista en Vanity Fair en la que también se refiere a la muerte de su hermana, la pequeña Xana.

Noticias relacionadas

Sira se define: "Soy muy sensible, pero cuando tengo que ser fuerte también lo soy. Lo que he vivido con mi hermana me ha hecho ver la vida de otra manera. Antes me agobiaba ante el mínimo problema. Ahora me paro a pensar que hay que vivir y disfrutar del momento. No se sabe cuándo va a ser nuestro final. Intento sobrellevarlo bien y sacarle el lado positivo a todo", cuenta sobre lo que supuso la muerte de Xana.

También habla de su padre, Luis Enrique, y como es en la intimidad: "Tiene carácter, pero es muy familiar. Le encanta reunirnos a todos delante de la chimenea y jugar a las cartas, por ejemplo. Y viajar. En Navidad siempre nos vamos fuera", explica. Además, le da consejos para competir: "Mi padre es competitivo y sabe qué actitud hay que tener en el deporte. Yo soy como él: si hay algo que quiero, voy a por ello", añade.

Sira se enamoró de los caballos y la hípica cuando era pequeña: "En verano íbamos a Gijón, la ciudad de mi padre. En los prados hay caballos sueltos. ¡Quería tocarlos! Siempre ha sido mi animal favorito. Al principio a mis padres no les gustaba este universo, no lo entendían. Fue un proceso. Ahora disfrutan y me apoyan, pero si no apruebo me puedo despedir de todo".

Amor por los caballos

Ahora, su vida gira en torno a la hípica. Se trasladó a Bélgica para seguir con su preparación y donde también cursa el tercer año de Administración y Dirección de Empresas. Su sitio está con los caballos: "Me organizo bien. Mi asignatura favorita es Marketing. Los números me cuestan un poco más. De mayor me veo en mi finca, compitiendo y criando caballos", comenta.

Para ella es mucho más que un deporte: "Montar a caballo es mi refugio. Cuando estoy triste me subo y me olvido de todo. Me concentro y es como si fuésemos uno. Lo bonito es entender a tu caballo porque suelen ser impredecibles", dice antes de mandar un emotivo mensaje: "Voy a vivir la vida. Por mí y por mi hermana".

[Más información: Así es Sira Martínez, la hija amazona de Luis Enrique, que se ha convertido en campeona de España]