Saúl Craviotto, que junto a Carlos Arévalo, Marcus Cooper Walz y Rodrigo Germade ha logrado la medalla de plata en K4 500 y la clasificación para Tokio 2020, comentó que el cuarteto compitió "muy bien para la presión" a la que en su opinión estaban sometidos en esta final.

Noticias relacionadas

"Me siento muy muy orgulloso de mis tres compañeros. Cooper ha tenido un año complicado en tema de lesiones, con Arévalo llevamos sólo un mes montando y me siento muy orgulloso de lo que hemos hecho", declaró.

"Es la primera vez que me clasifico a la primera y estoy ahora mismo que no me lo creo. Yo ya he estado en tres Olimpiadas, tengo 34 años, llegaré con 35 y la gente joven sube fuerte... no quiero anunciar mi retirada pero huele a que puede ser mi última olimpiada y me gustaría cerrar una carrera deportiva brillante allí", dijo.

España con Craviotto en los Mundiales de Piraguismo. EFE

Impresiones de Arévalo y Cooper

Carlos Arévalo se mostró igualmente satisfecho. "Ahora siento mucha rabia liberada y ganas de disfrutarlo. Ir a los Juegos es la ilusión de mi vida y ahora a luchar por hacerlo lo mejor posible".

Marcus Cooper calificó de "regatón" la carrera. "Estamos supercontentos, es una pasada. Esta plata nos sabe a oro después de una temporada un poco regular. El año que viene es año olímpico y vamos a apretar aún más porque hemos estado muy cerca de los alemanes incluso íbamos primeros una buena parte de la regata".

Cubelos, satisfecho con el objetivo cumplido

Los otros medallistas del turno matinal, el manchego Paco Cubelos y el vasco Íñigo Peña, plata en el K2 100, también se aseguraron plaza para Tokio y solo fueron superados por la embarcación alemana al mando de Max Hoff, multimedallista mundial y olímpico.

"El objetivo está más que cumplido", afirmó Paco Cubelos. "Estamos muy satisfechos con la carrera que hemos hecho hoy, creo que ha sido nuestra mejor carrera. El principal objetivo era lograr la clasificación olímpica pero si podía ser acompañado de una medalla mucho mejor y lo hemos logrado así que más que satisfechos".

Íñigo Peña, optimista de cara a Tokio

Igual de eufórico, Íñigo Peña resaltó: "Hemos hecho dos mundiales consecutivos siendo subcampeones del mundo y hoy la regata ha sido bestial, lo hemos clavado de principio a fin así que más no podemos pedir". "De cara a Tokio creo que podemos ser una opción clarísima de medalla, así que toca seguir trabajando porque queda un año muy duro por delante", concluyó.

[Más información: Plata mundialista para el K4 español: los de Craviotto consiguen su billete a los Juegos]