Nuevamente, un reto viral vuelve a generar problemas que ponen en peligro la salud. Esta vez se trata del desafío de realizar 1.000 sentadillas que dos jóvenes chinas consiguieron cumplir con éxito, aunque posteriormente llegaron los problemas. Ambas tuvieron que ser hospitalizadas en la unidad de cuidados intensivos 48 horas después del ejercicio, con graves lesiones físicas. 

Noticias relacionadas

Una de las adolescentes tenía un dolor intenso en las piernas después de realizare el conocido '1.000-Squat Challenge' y descubrió que no podía doblar las rodillas, tal y cómo ha informado el portal Chinapress. La joven pidió a su novio que la llevara al hospital cuando se percató de la seriedad del problema al ver su orina de color marrón. Una vez en el centro sanitario de Chongqing le diagnosticaron rabdomiólisis, una patología que se produce por necrósis muscular. 

"Me da bastante verguenza decirlo, pero estaba con mi amiga por Internet y ninguna de las dos queríamos perder, así que seguimos tratando de vencernos mutuamente. Al final conseguimos completar las 1.000 sentadillas", declaró la joven Xiao Tang al portal chino, en declaraciones recogidas por Asia One. 

Pusieron en juego su vida 

El mayor problema de la rabdomiólisis es que puede generar insuficiencia renal, que se produce cuando los riñones no pueden filtrar las sustancias tóxicas que circulan en la sangre. Algo que, en el peor de los casos, puede poner en serio riesgo la vida del paciente que la sufre.

Ambas jóvenes estuvieron tres horas haciendo ejercicio intenso para lograr cumplir con el reto. Cuando terminaron pensaron que el dolor era algo normal, aunque conforme pasaban las horas se dieron cuenta de que algo no iba bien. Después del tratamiento médico al que fueron sometidas en la UCI, en el que las conectaron a un goteo intravenoso, han logrado recuperarse con éxito.

[Más información: La pelea de un entrenador con sus jugadoras en ropa interior: acabó con una silla por los aires]