Triste noticia para el mundo del fitness en todo el mundo. Mandy Blank, leyenda y uno de los símbolos de este deporte, fue encontrada por su asistenta en la bañera de su domicilio a los 42 años de edad. El cuerpo de la atleta fue encontrado muerto en su mansión de Los Ángeles en la que vivía y los servicios de emergencia no pudieron hacer nada por su vida, según TMZ.

Noticias relacionadas

Mandy logró la fama a escala mundial en el año 1999 tras conquistar el Campeonato Mundial de la IFBB (Federación Internacional de Fisioculturismo). A falta de que se le practique la autopsia, la investigación en el lugar del fallecimiento no logró encontrar rastro de consumo de drogas o alcohol, con lo que las primeras hipótesis descartan la ingesta de alguna sustancia que pudiera haber acabado con su vida. La autopsia final al cuerpo de Blank y los estudios de toxicología ayudaran a los investigadores a determinar con más precisión la causa de la muerte.

Tras su carrera deportiva, Blank se convirtió en una entrenadora personal muy cotizada por famosos como Mickey RourkeMatt LeBlanc y la ex estrella del fútbol americano, Marcus Allen.

Annette Milbers, otra de las entrenadoras más famosas del momento, declaró estar devastada por la noticia. "Estoy absolutamente sorprendida. La semana pasada enviamos un mensaje. Ella siempre hizo sentir bien a otras personas", asegura en una entrevista para NY Daily News.

Además de ganar torneos de la IFBB, se ubicó en el quinto lugar en el World Arnold Classic de 1998 y más tarde fue reconocida por la revista Bodybuilding and Fitness por tener los "glúteos más grandiosos de todos los tiempos", según aparece en su página web.

La fama de Mandy Blank también tenía se extendía por las redes sociales. Fiel usuaria de Instagram, la entrenadora contaba con miles de seguidores y hace tan solo cinco días realizó su última publicación.