Comenzó la temporada en Qatar con una victoria y poco después llegó el parón en el Campeonato del Mundo por la pandemia global del coronavirus. Cuatro meses en casa sin competir, con el liderato de Moto3 bajo el brazo y con la incertidumbre de no saber si se podría reanudar el Mundial. Cuando la competición regresó en julio, Albert Arenas (11 de diciembre de 1996, Girona) volvió tan fuerte como en la primera carrera y también ganó en Jerez. A partir de ahí, se convirtió en el sólido líder de la cilindrada más pequeña y sólo perdió la primera plaza tras la carrera de Montmeló. El piloto del Aspar Team se ha proclamado campeón del mundo de Moto3 en Portimao en una carrera que controló desde el inicio, pero que resultó agónica en la última vuelta cuando fue rebasado por sus rivales Ai Ogura y Tony Arbolino. El español, finalmente, concluyó duodécimo y con un margen de cuatro puntos para proclamarse campeón del mundo de Moto3 antes de dar el salto a Moto2 la próxima temporada de la mano de la estructura de Aspar.

Noticias relacionadas

“Es increíble, aún necesito un poco de tiempo para asimilarlo. Al principio ha ido muy bien la carrera y estaba disfrutando, pero ha llegado un momento en el que el neumático trasero no lo podía manejar de ninguna manera. Tuvimos una pelea muy dura con los que venían de atrás y con Tony [Arbolino] en la última vuelta. Me siento feliz porque durante toda la temporada fuimos capaces de superar todos los obstáculos. Hemos llegado hasta aquí gracias al trabajo hecho. Muchas gracias al equipo, a la familia, a KTM y a todos aquellos que me han seguido y apoyado. Muchísimas gracias a todos los que han hecho que esto sea posible”, fueron las primeras palabras del flamante campeón del mundo de Moto3 al llegar al parque cerrado, donde le esperaban todos los integrantes del equipo y sus padres.

Con 23 años, los mismos que el campeón del mundo de MotoGP Joan Mir, Albert Arenas ha demostrado una calma pasmosa en situaciones complicadas y una madurez extraordinaria que le ha llevado a controlar situaciones tan complicadas como la de este domingo.

A pesar de su renta en la general, el piloto del Aspar Team no quiso especular y se situó en posiciones delanteras desde el inicio. Raúl Fernández, desde la pole, tomó el mando de la carrera mientras que por detrás se situaron Arenas y Ogura. La pelea permitió a Raúl Fernández escaparse para cerrar su etapa en Moto3 con una victoria.

La mala posición de Arbolino en la salida (vigésimo séptimo) parecía descartarle, pero el piloto de Honda remontó hasta alcanzar al grupo de Arenas y Ogura a falta de seis vueltas para el final. El italiano consiguió superar al español y terminó cruzando la meta en quinta posición; mientras que el japonés finalizó octavo en una última vuelta de infarto.

Albert Arenas se convierte en el vigésimo primer piloto español que se proclama campeón del mundo, para un total de 54 títulos de España junto con el de Joan Mir en MotoGP la pasada semana. Arenas toma el relevo de Jorge Martín como campeón de Moto3 hace dos temporadas, siendo el quinto español en hacerlo en la cilindrada más pequeña desde el cambio a los motores de cuatro tiempos en 2013 tras Maverick Viñales (2013), Alex Márquez (2014) y Joan Mir (2017).