Restaban cinco minutos para el final del primer entrenamiento libre en el Chang International Circuit de Buriram y Marc Márquez dominaba la sesión. El español acababa de salir a pista para completar la última tanda de la sesión y al afrontar la curva 7, con el neumático todavía frío, sufrió una tremenda caída. El piloto del equipo Repsol Honda salió catapultado por el aire y sus pies impactaron contra el asfalto. Completamente aturdido por el impacto y de rodillas sobre la grava, fue asistido por los comisarios de pista mientras su Honda RC213V quedó destrozada al desintegrarse el basculante y la llanta trasera.

Noticias relacionadas

Marc Márquez sale en camilla del centro médico del circuito de Buriram.

Márquez se puso en pie con la ayuda de las asistencias médicas y abandonó la pista para ser introducido en una ambulancia camino del centro médico del circuito tailandés, donde fue examinado y trasladado a un hospital de Buriram para ser sometido a pruebas más completas para determinar si existe algún tipo de lesión en el tobillo izquierdo y en la espalda.

Tras un examen completo en el centro hospitalario, se descartó cualquier tipo de lesión y Márquez podrá seguir adelante en el Gran Premio de Tailandia, donde este fin de semana puede proclamarse campeón del mundo por octava vez. Con 98 puntos de ventaja sobre Andrea Dovizioso, necesita sumar dos puntos más que el italiano para atrapar su sexto cetro en MotoGP. El piloto del equipo Repsol Honda sufre dolor en la espalda, cadera y pierna izquierda, pero no le impedirá volver a rodar este viernes.