La ciudad de Buriram, situada a 410 kilómetros al noreste de Bangkok, se traduce como Tierra de la Felicidad y puede convertirse este domingo en un escenario inédito de celebraciones para Marc Márquez, que llega al Gran Premio de Tailandia con 98 puntos de ventaja sobre Andrea Dovizioso, el único piloto que cuenta con opciones matemáticas para arrebatarle la que supondrá su octava corona de campeón del mundo y la sexta en MotoGP. El español necesita sumar dos puntos más que el italiano en un circuito donde la pasada temporada protagonizaron un tenso duelo en la última vuelta en una carrera que ganó Márquez.

Noticias relacionadas

A sus 26 años, el piloto del equipo Repsol Honda puede presumir de un palmarés abrumador en la categoría reina tras dejar atrás a leyendas del motociclismo como Eddie Lawson (cuatro títulos), Freddie Spencer (tres), Kenny Roberts (tres), Wayne Rainey (tres) y al mismísimo Mick Doohan, quien logró cinco cetros consecutivos en la categoría reina. “Es muy joven, pero cuenta con mucha experiencia. Está muy cerca de hacer la temporada perfecta”, valora Valentino Rossi mientras su acérrimo rival se acerca peligrosamente a sus nueve títulos -siete en la categoría reina-.

Márquez, junto a Rossi, durante la conferencia de prensa del Gran Premio de Tailandia. Repsol

“Trato de abordar el fin de semana de una forma normal, como si fuera uno más, pero sabes que si lo haces de manera correcta acabará muy bien. Si finalmente no es así, sé que nos quedan muchas oportunidades, como Japón, Australia, Malasia o Valencia. La estrategia es empujar desde el principio y veremos luego dónde terminamos”, resume Márquez, quien resume su temporada en una sola palabra: consistencia.

El líder de MotoGP ha sumado esta campaña ocho victorias y no ha bajado nunca de la segunda posición salvo en Austin, donde se fue al suelo en un circuito en el que siempre había ganado desde 2013. “Los puntos en los que quería mejorar este año eran la consistencia y conseguir caerme menos. Si me tengo que caer 20 veces para ser campeón, lo haré”, señala mientras se acerca el título más madrugador, ya que tras el Gran Premio de Tailandia todavía restaran cuatro carreras.

Márquez es el rey del match ball. Más de la mitad de sus títulos los ha cerrado en la primera oportunidad de la que ha dispuesto. De sus cinco títulos en MotoGP, tres de ellos (2014, 2016 y 2018) llegaron a las primeras de cambio en Japón mientras que para conquistar los otros dos (2013 y 2017) tuvo que esperar hasta Valencia, la última cita de la temporada. Su primer título en la clase reina llegó después de tres intentos mientras que para conquistar el de 2017 necesitó de dos oportunidades.

Marc Márquez logrará su octavo título de campeón del mundo este domingo (carrera 9.00 horas en horario peninsular español) si:
- Gana la carrera
- Termina 2º y Dovizioso es 3º o peor
- Termina 3º y Dovizioso es 4º o peor
- Termina 4º y Dovizioso es 5º o peor
- Termina 5º y Dovizioso es 7º o peor
- Termina 6º y Dovizioso es 8º o peor
- Termina 7º y Dovizioso es 9º o peor
- Termina 8º y Dovizioso es 10º o peor
- Termina 9º y Dovizioso es 11º o peor
- Termina 10º y Dovizioso es 12º o peor
- Termina 11º y Dovizioso es 13º o peor
- Termina 12º y Dovizioso es 14º o peor
- Termina 13º y Dovizioso es 15º o peor
- Termina 14º y Dovizioso no puntúa

[Más información: Cuarta victoria consecutiva de Márquez en MotorLand y comienza a entonar el alirón]