El español Marc Márquez -Repsol Honda RC 213 V- continúa asumiendo el "error" que cometió en el Gran Premio de Austin, aunque ya sabe "cuál fue el motivo", si bien recalcó en tono jocoso y directo: "No fue una súper cagada, sólo una cagada, pero el error fue mío".

Noticias relacionadas

"Esa es una espina te la sacas si a final de año ganas el campeonato, porque así no pesa ese cero, pero de momento lo importante es que estamos a nueve puntos del líder, que no es nada", recordó Márquez.

En cualquier caso, continuando con la caída que sufrió en Austin, el piloto de Repsol Honda reconoció que "había un pequeño problema que teníamos que solucionar que para la carrera no lo solucionamos, pero no se puede preguntar qué era, no se puede decir, pero se ha solucionado y eso es importante".

Marc Márquez saca la pierna izquierda del carenado antes de trazar una curva, en el COTA de Austin. MotoGP

"Alivia más saber por qué te caes, pero te caes tú, no es excusa, pero la reacción de la moto viene propiciada por algo y Austin es un circuito muy especial, tiene unas curvas muy peculiares, en primera con unas frenadas muy largas y ahí actuaba una cosa que no tenía que actuar y bla, bla, bla...", continuó un Márquez sonriente.

Márquez reconoce su fallo

En cualquier caso, al final, Marc Márquez siguió aclarando que el error fue suyo pues aunque se venía quejando de ello "al final es error mío porque yo tengo que saber interpretar cuándo pasa y cuándo no, pero no supe hacerlo", incidió el piloto de Repsol, quien también aseguró que estaba solucionado el problema de que se saliese la cadena de la moto "aunque habrá que comprobar que es así".

[Más información: Marc Márquez, el mejor pagado de MotoGP: los salarios, al descubierto]