El piloto español Pol Espargaró concede su primera entrevista como nuevo piloto de Repsol Honda. Afronta el gran desafío de su carrera: "Ver estos colores junto con tu número es algo brutal". Y es que esta moto está preparada para lograr cotas altas de éxito: "Esta moto no está acostumbrada a estar fuera del podio".

Noticias relacionadas

Para los medios de su nuevo equipo, el piloto explica qué supone para él formar parte de Repsol Honda: "Estos colores para mí son la gloria. Es estar donde todos los pilotos quieren triunfar y donde todos los pilotos quieren terminar. Cuando competía en 125cc, en Moto2 o incluso en MotoGP, he visto esta moto en el podio prácticamente siempre. Ver estos colores junto con tu número es algo brutal. Una sensación única".

"Lo que más apetece es ponerla en marcha, escucharla rugir, ponerte a 350 km/h en la recta y frenar a 250 metros de la primera curva", asegura cuando le preguntan qué se le viene a la mente cuando se sube a su nueva moto. Lo primero es la adaptación, ya que apunta que es "una moto difícil".

"Sin duda, una moto difícil. Las MotoGP son difíciles, no va a ser fácil. Es una moto pequeña y compacta. Las motos cortas de ejes son un poquito más nerviosas y agresivas. Puede ser un poco crítica, pero en otros momentos te puede dar un giro más rápido y un agarre muy directo en la mano. Me gusta frenar tarde y he visto en todos los pilotos que se han subido a la Repsol Honda que consiguen frenar muy tarde y con mucha agresividad y eso a mí me favorece muchísimo por mi estilo de pilotaje", comenta.

Objetivos

Espargaró cree que puede hacer un gran papel con Repsol Honda: "A nivel individual, evidentemente victorias, podios y por qué no, un título mundial. A nivel de grupo, trabajo en equipo y poder mejorar la moto. Espero también aportar para que siga ganando y mantenga su ADN ganador, que ha llevado a esta marca a ganar prácticamente todos los títulos mundiales en los últimos 20 años".

"Para esta temporada 2021 me marco los objetivos más altos. Esta moto no está acostumbrada a estar fuera del podio. Con Marc encima gana Mundiales, gana carreras y gana todo. Este año empezamos con un buen recuerdo de la temporada pasada y con un buen resultado, pero sabiendo que si quiero estar a la altura de estos colores todo pasa por ganar", se marca como sus objetivos para la nueva temporada.

Compañero de Márquez

La pasada campaña acabó en el Top5, algo que no le parece del todo satisfactorio: "Decir que estamos contentos por terminar entre los diez primeros no es lo que el equipo espera y no es lo que yo espero. Mi esfuerzo va a ser máximo para conseguir lo que este equipo y esta marca han estado haciendo los últimos años". Aunque lo que sí le motiva es ser compañero de Marc Márquez.

Marc Márquez durante un evento de Honda Reuters

"Compartir equipo con Marc fue para mí también uno de los motivos de moverme y venir al Repsol Honda. He disfrutado de peleas con Marc en categorías inferiores, me he divertido muchísimo, he sufrido… Creo que soy mejor porque en muchos momentos he podido estar luchando con Marc y creo que la mejor manera de sacar el 100% de tu talento es estar al lado de alguien que es igual o mejor que tú. Ver lo que hace en primera fila, estando a su lado, y poder interpretarlo o intentar hacer lo mismo que él es algo único y voy a tener el privilegio de hacerlo", afirma Pol.

Los sueños se cumplen

Para finalizar, Espargaró asegura que es un sueño cumplido: "Desde el inicio yo tenía muy claro dónde quería ir, dónde debía estar y dónde yo quería verme para ponerme a prueba y ver de lo que era capaz. La mejor manera es estando en el mejor equipo del mundo, con la mejor moto del mundo y al lado del mejor piloto del mundo. Creo que llego al equipo Repsol Honda en el mejor momento de mi carrera deportiva. Estar donde quieres estar en el momento preciso es cumplir un sueño, por lo tanto, sin duda ahora mismo estoy cumpliendo mi sueño".

[Más información: Pol Espargaró brilla sobre el asfalto mojado de Valencia y se lleva su segunda pole en MotoGP]