La Fórmula 1 está de vacaciones pero los primeros doce grandes premios de esta temporada han dejado muchos titulares y a algunos pilotos en la cuerda floja. Uno de los que más en duda está es Pierre Gasly, el piloto de Red Bull no ha cumplido con las expectativas puestas en él para esta temporada y muchos rumores le bajan de su asiento en las escudería austriaca.

Noticias relacionadas

La apuesta por Gasly este invierno no fue sencilla. Red Bull tenía la baja de Daniel Ricciardo para este 2019 y entre sus opciones figuraban: subir a uno de los dos pilotos de Toro Rosso o renovar a Carlos Sainz que estaba cedido en Renault y acababa contrato al finalizar la temporada 2018.

Con el neozelandés Brendon Hartley descartado, la cúpula de Red Bull liderada por Christian HornerHelmut Marko apostaron por Pierre Gasly dejando marchar a Carlos Sainz, que finalmente aprovecharía el hueco dejado por Fernando Alonso en McLaren. La falta de confianza en el piloto español y la escasa producción de nuevos pilotos en la academia de la firma de bebidas energéticas le puso en bandeja la oportunidad al piloto francés aunque la decisión dejaba dudas desde el primer momento.

Carlos Sainz en los entrenamientos del GP de Austria EFE

Sainz se reivindica en McLaren

Tras un mal comienzo de temporada, Carlos Sainz ha remontado el vuelo junto con McLaren. Los de Woking iniciaron la temporada con el objetivo de luchar por los primeros puestos de la clase media y tras el GP de Hungría acabaron demostrando que son líderes y pueden aprovechar cualquier fallo de Mercedes, Ferrari o Red Bull para robarles puntos.

Sainz ha demostrado en estos meses que su quinta temporada en Fórmula 1 es la de su consagración. El piloto español ha dado el paso adelante que una escudería como McLaren le pedía, algo de lo que Red Bull dudó y por eso acabó apostando por Gasly.

El Gran Premio de Hungría fue una buena representación de la clasificación del Mundial de Pilotos de Fórmula 1. Max Verstappen y su Red Bull se han consagrado un paso por delante de los Ferrari y comienza a mirar de igual a igual a Mercedes. El holandés está a solo siete puntos de Bottas y el subcampeonato. Aunque por delante Hamilton domina con puño de hierro, el segundo puesto sería algo increíble para él.

El contrapunto a la increíble temporada de Verstappen lo está poniendo Gasly. Con el mismo coche, el francés no ha logrado ningún podio, ni tan siquiera en el loco Gran Premio de Alemania que vio como el Toro Rosso de Daniil Kvyat acababa tercero. Pisándole los talones, a tan solo seis puntos, un Carlos Sainz que firmará el mejor resultado de McLaren en los últimos años.

Clasificación del mundial de pilotos tras el GP de Hungría de F1

Sainz domina la zona media de la tabla. Sin Mercedes, Red Bull y Ferrari, domina sobre el resto con claridad. Aventaja en 27 puntos a Kimi Räikkönen y eso le da la tranquilidad necesaria para mirar más hacia Gasly que por el retrovisor hacia el finlandés de Alfa Romeo.

Los números avalan las buenas sensaciones de Carlos Sainz sobre la pista. El madrileño ha aprendido a gestionar las carreras, a trabajar en las estrategias junto con el equipo y a sacar puntos de fallos de su rival. Con 58 puntos supera los 54 cosechados con Toro Rosso y Renault en 2017, su mejor resultado hasta la fecha.

La gestión de la presión se ha convertido en la clave que diferencia las temporadas de Gasly y Sainz. El madrileño tuvo un duro inicio entre Australia, Baréin y China, pero ha sabido sobreponerse a los revés y desde Azerbaiyán no suma ningún abandono y únicamente ha quedado fuera de los puntos en Canadá.

Por su parte, Gasly ha sido constante en su inconstancia. Salvo en Hungría no ha quedado por delante de ningún Mercedes y Ferrari que haya terminado la carrera y por supuesto ha finalizado siempre por detrás de su compañero Max Verstappen. La falta de competitividad y los errores ha sido una tónica constante en lo que va de año.

Max Verstappen celebra la victoria en el GP de Alemania de Fórmula 1 REUTERS

Convivir esta temporada con un piloto en su mejor momento de forma es muy complicado para cualquiera pero las dudas que desde el principio de temporada había puestas sobre Gasly han acabado dilapidándole.

Dudas sobre el futuro

La Fórmula 1 ha echado el cierre tras el Gran Premio de Hungría hasta que el próximo 30 de agosto los motores vuelvan a arrancar en Spa-Francorchamps. Salvo sorpresa, Gasly repetirá en el box de Red Bull pero pocos se aventuran a asegurar por cuantas carreras más lo hará si los resultados no mejoran.

Desde la escudería austriaca le han dado el enésimo toque de atención tras no ser capaz de adelantar a Carlos Sainz en Hungría. "Necesitamos desesperadamente que luche con Mercedes y Ferrari. Nos hace daño no tener dos coches arriba", comentó Christian Horner, jefe de equipo de Red Bull, que ve necesario pelear por el subcampeonato del Mundial de Constructores junto a Ferrari.

Pierre Gasly, piloto de Red Bull F1 REUTERS

Con este panorama, la lista de sustitutos para la próxima temporada e incluso para esta ya han comenzado a salir. El nombre de Fernando Alonso ha sido uno de los que más se ha repetido. El asturiano ha sido nombrado como posible sustituto de Verstappen la próxima temporada si el holandés no renueva con Red Bull y como repuesto de Gasly para lo que resta de temporada.

Según informó hace unos días el medio italiano Il Corriere della Sera, el asturiano regresaría a la élite del mundo del motor para conducir un vehículo verdaderamente 'top', siendo el equipo de Red Bull la opción que parte con mayor ventaja respecto al resto.

El citado medio también recoge que, de no producirse este cambio en la presente temporada, podría dar su visto bueno para el inicio de la próxima. El gran problema del posible fichaje de Fernando Alonso por Red Bull es Honda. El motorista japonés no guarda buen recuerdo de su alianza con el piloto español y McLaren y podría vetar su llegada al equipo austriaco.

Tomen la decisión que tomen con Gasly para lo que resta de temporada y para la siguiente, es lógico que muchos miren ahora a Christian HornerHelmut Marko para recordarles que dejaron escapar la mejor opción posible.

Carlos Sainz acumula una larga lista de elogios durante esta temporada, grandes carreras que quizás al volante de un Red Bull hubiera sido suficiente para que la cosecha de puntos fuera mucho mayor, para él y para el equipo que podría estar más cerca del ansiado subcampeonato de constructores que tanto puede influir en el presupuesto de la próxima temporada.

[Más información: El objetivo que McLaren pone a Carlos Sainz para lo que queda de temporada]