París (Enviado especial)

Las parejas que competirán en la Ryder Cup son: Rose y Rahm vs Finau y Koepka; Mcilroy y Olesen vs Johnson y Fowler; Casey y Hatton vs Spieth y Thomas; y Molinari y Fleetwood vs Reed y Woods.

Noticias relacionadas

Ilusionantes emparejamientos que dejan claro que las espadas están en todo lo alto desde el principio. Sin cuartel, sin prisioneros, a por todas. Se presenta una de las Ryder más igualadas de los últimos años.

Los americanos presentan el mejor equipo de la historia de la competición, donde prima la juventud, gracias a una generación irrepetible de JASP -jóvenes aunque sobradamente preparados- aderezada con la veteranía de Tiger Woods(42), Phil Mickelson(48) y Bubba Watson(39), únicos jugadores por encima de los 34 años.

Entre los europeos se observa una perfecta mezcolanza de experiencia y bisoñez, debido fundamentalmente a las elecciones del capitán europeo, Thomas Bjorn. Entre todos los clasificados por méritos propios presentaban un total de 10 presencias previas en el evento, dado a que cinco de ellos debutarán en esta edición de 2018. Es por ello que el danés no dudó en recurrir a la ya contrastada pericia de los premiados con sus invitaciones, que cuentan con 20 presencias previas, teniendo en Sergio García(8) e Ian Poulter(5) a sus principales baluartes.

El equipo estadounidense participa en la ceremonia inaugural de la Ryder Cup 2018 IAN LANGSDON Agencia EFE

Team USA

- Bryson Deschambeu: Novato. Elección del capitán Jim Furyk. No había mucha duda en su presencia en el equipo tras sus dos victorias seguidas en los dos primeros play offs de la FedEx Cup. A ellas hay que añadir otra victoria regular en el 2018. Conocido como el "científico loco" por sus extravagantes entrenamientos, es uno de los jugadores a vigilar y que llegan más en forma.

- Tony Finau: Novato. Elección del capitán. Última invitación otorgada tras el fin de la temporada americana. Tony se ha ganado el puesto gracias a su regularidad, a pesar de no haber conseguido ninguna victoria, ha logrado once top 10, incluidos tres segundos puestos. Su juego es muy completo y tiene en su pegada su principal arma.

- Rickie Fowler: Cuarta presencia. El único jugador capaz de competir a nivel mediático con Tiger, especialmente entre los más jóvenes. Primero en despuntar de la nueva generación, ha visto como todos sus coetáneos se hacían con un Major que a él le es esquivo de momento. Veterano Ryder con sobrada experiencia en Match play por equipos, Fowler es uno de los puntales americanos.

- Dustin Johnson: Cuarta presencia. Número uno del mundo y el jugador con más victorias desde el fin del reinado de Woods. Presenta una increíble racha de 11 años consecutivos con victoria en el PGA Tour. No obstante adolece de cierta falta de carisma a la hora de liderar el equipo americano, a pesar de sus buenos números en individuales con 3 victorias y ninguna derrota. Se espera que de un paso adelante en París.

- Brooks Koepka: Segunda presencia. El 2018 ha confirmado la impresionante progresión del jugador de Florida, no sólo ha revalidado su victoria del US Open de 2017, si no que ha ganado otro Grande, el PGA Championship. Destaca inicialmente por su pegada, otro bombardero más del USA Team, pero lo completa un juego sin fisuras y una mentalidad digna de los más grandes, una vez se pone en cabeza, no le tiembla el pulso. Quiere rematar el año con otra buena Ryder tras los 3 puntos cosechados en Hazeltine.

- Phil Mickelson: Decimosegunda presencia. Elección del capitán. El hombre récord americano en formato por equipos, no se ha perdido una competición match play desde el año 1994, 24 torneos seguidos representando las barras y estrellas. Líder indiscutible americano, fomenta el espíritu de equipo durante toda la temporada en las jornadas de prácticas de cada torneo, a las que invita a los futuros jugadores Ryder. Es probable que sea su última Ryder, y quiere dejar huella.

- Patrick Reed: Tercera presencia. Apodado "capitán América", es el Poulter del equipo americano. Pasión, osadía y competición definen al tejano, que ha tenido una temporada irregular. A una magnífica victoria en el Masters, su primer Grande, le han seguidos resultados dispares. Pero para Patrick la Ryder es otra cosa, sólo ha sido derrotado una vez en 9 partidos y ha demostrado que le va la 'marcha', no duda en mandar callar al público rival o enardecer al suyo a base de golpes de pecho. Si Mickelson es el general, Reed es el sargento que lidera el ataque más temerario. ADN Ryder.

- Webb Simpson: Tercera presencia. Jugador ganador de Major y con 5 victorias en el PGA Tour, le gusta pasar desapercibido. No es conocido por su expresividad, aunque una vez huele la victoria, va por todas, la última este año en el The Players, torneo insignia del PGA. Excelente pateador cuando esta en racha, veremos como se desenvuelve en el técnico recorrido del The Golf National de París.

- Jordan Spieth: Tercera presencia. Principal representante de la nueva hornada de jugadores americanos, con 3 victorias en Majors, es conocido como el "yerno de América ". Su cara de buen chico puede llevar a engaño, de carácter fuerte y pasional, ha formado una letal pareja junto con Reed en pasadas Ryder, sumando 5 puntos de 7 posibles, se espera que sigan acrecentando su marcador en París.

- Justin Thomas: Novato. Ganador de la FedEx Cup y Jugador del año 2017 con 5 victorias, una de ellas el PGA, la de París será su primera Ryder. Se espera bastante de Justin en esta Ryder tras su gran participación en la Presidents de 2017. Jugador completo, pegador recto y preciso destaca sobretodo en los greens. Íntimo amigo de Spieth, puede que acabe formando pareja con él, lo cual podría hacer respirar a los europeos, aunque seguramente sería cambiar una pesadilla por otra.

- Bubba Watson: Cuarta presencia. Jugador autodidacta y de swing peculiar, será con seguridad el blanco principal del público francés tras definir a la Torre Eiffel como 'esa torre grande' y al Louvre com 'ese sitio que empieza con L'. De carácter difícil, el potente jugador americano siempre supone un quebradero de cabeza en Ryder cup debido a su mala relación con sus compañeros - fue elegido como el jugador al que nunca defenderían en un pelea en un aparcamiento en una divertida encuesta de Espn- seguramente repita pareja con Webb Simpson, de carácter mucho más manso.

- Tiger Woods: Octava presencia. Invitación del capitán. Tiger ha demostrado su agradecimiento a Jim Furyk con una victoria en el Tour championship y llega a París en plena forma y con el alivio de sacarse la espina de 5 años sin victoria. Mucho se ha hablado del cambio de Tiger y su renovado compromiso con el equipo americano, pero la confirmación de los ríos de tinta que han corrido estos meses ha de verse en el exigente recorrido parisino. ¿Héroe o villano? Lo sabremos el domingo.

El equipo europeo participa en la ceremonia inaugural de la Ryder Cup 2018 IAN LANGSDON Agencia EFE

Equipo Europeo

- Paul Casey: Cuarta presencia. Invitación del capitán Thomas Bjorn. El regreso de Paul Casey era un secreto a voces, sólo le hacía falta jugar medianamente bien, cosa que ha hecho al ganar el Valspar Championship, para ganarse el favor del capitán. Tras años centrado en el circuito americano, el hijo pródigo se inscribía en el 2018 y disparaba los rumores de su disposición a volver a la Ryder. Candidato para todos los formatos, ha recuperado su mejor versión y quiere sentirse importante de nuevo en el equipo europeo.

- Tommy Fleetwood: Novato. Ganador de la Orden de mérito 2017 imponiéndose a Jon Rahm y Sergio García en un final de temporada de infarto, este menudo inglés con aire de poeta atormentado se ha hecho con un sitio en el equipo de la Ryder y parece que viene para quedarse. Destaca principalmente por su precisión, no tiene puntos flacos y su versatilidad ha vuelto locos a los gurús a la hora de emparejarlo con un compañero, todos parecen irle como anillo al dedo.

- Sergio García: Novena Presencia. Elección del capitán. Dura fue la decisión de Bjorn al llamar a Sergio a filas, dejando entre otros a Rafa Cabrera con la miel en los labios, pero nadie podría prescindir de un jugador como el español. Puede que su juego haya sido irregular o incluso haya tenido temporadas malas en los últimos años, pero su carácter y palmarés en Ryder cup está más allá de toda duda. Es el jugador veterano, el general europeo si Mickelson es el americano, y en palabras de capitán 'es nuestro Seve', poco más que añadir. La historia espera a Sergio en París.

- Tyrell Hatton: Novato. Volcánico jugador que siempre regala impactantes imágenes cuando falla un golpe, es ése carácter el que le ha llevado hasta París. Muchos ven en él al nuevo Poulter, por su pasión y por su gran acierto en los putts decisivos. Destacó en la Eurasia Cup con tres victorias en tres partidos. Seguro que será protagonista de los momentos más destacados de esta Ryder.

- Rory Mcilroy: Quinta presencia. Ex número uno del mundo y según los especialistas el único capaz de tomar el testigo de Tiger como dominador mundial. Talento puro y natural, le ha costado encontrar su mejor versión en las últimas temporadas, pero su juego "B" es más que suficiente para meterse entre los mejores de Europa y del mundo. Es uno de los pilares fundamentales para Europa en cada Ryder, y en las últimas ha desatado su liderazgo, regalándonos en Hazeltine uno de los mejores partidos de individuales de la historia contra Patrick Reed.

- Francesco Molinari: Tercera presencia. El italiano ha vivido en 2018 el que probablemente sea el mejor mes de su carrera, 3 victorias-una de ellas el Open Británico- y dos segundos puestos. Con semejantes resultados irrumpió como un tifón en la tabla de clasificación y garantizó un puesto entre los doce. Considerado el jugador más preciso de mundo con los hierros, que parecen dardos en sus manos, hay que buscar en el putt el culpable de no haber conseguido ganar en América hasta este año. No obstante parece que ha mejorado mucho en ese aspecto, y le hará falta para mejorar sus pobres números en Ryder, donde no ha conseguido ganar ningún partido.

- Alex Noren: Novato. El jugador sueco es uno de los jugadores más en forma del circuito europeo en los últimos años, donde ha cosechado 10 victorias, varias de ellas en los torneos de más solera del viejo continente. Sin ir más lejos ganaba aquí, en el Golf National este mismo año. De juego sólido y carácter neutro, Noren ha demostrado su capacidad en match play al quedar este mismo año tercero en el Campeonato del Mundo de dicha modalidad. Eficacia sueca sin llamar la atención.

- Thorbjorn Olesen: Novato. Último jugador clasificado para París y sobre la bocina, teniendo que esperar hasta el último torneo clasificatorio para saberse de la partida. El jugador de origen danés es conocido por su irregulardad. Llamado hace años para grandes gestas, ha conseguido victorias de renombre pero nunca ha terminado de confirmar su estatus entre el "top mundial". Es probable que sea el jugador menos utilizado por su compatriota ya que tendrá menos oportunidades de brillar.

- Ian Poulter: Sexta Ryder. Elección del capitán. La más clara de todas las decisiones de Bjorn. El inglés es el corazón del equipo europeo, el sólo fue capaz de insuflar el ánimo de sus 11 compañeros, y de un continente entero, en Medinah en 2012 y ha seguido demostrando su amor y eficacia en esta competición desde entonces. Poulter vive por y para la Ryder cup, no hay más que ver sus ojos inyectados en sangre y su cara de concentración en cuanto pega el primer golpe. Es el líder en el campo para los europeos.

- Jon Rahm: Novato. Poco queda por decir del jovencísimo talento vasco. Top 10 mundial prácticamente desde que debutó, no ha aflojado el pistón en ningún momento. A una potencia desmesurada le sigue una finura en el juego corto digna de lo que en el mundo anglosajón se denominan "spanish hands". Sólo el putt le ha privado de alguna victoria más, y le ha traído algún dolor de cabeza. Es una de las grandes atracciones de este año, y de los más buscados por los más pequeños. Se espera que sea un referente europeo.

- Justin Rose: Quinta presencia. Rosie es el jugador europeo más en forma, ganador de la FedEx cup 2018. Con una victoria y siete top 10, el inglés ha tenido una de sus mejores temporadas, llegando incluso al número uno, aunque lo perdió a principio de esta semana. Justin está llamado a ser el principal espada en París, el mejor director de orquesta posible.

- Henrik Stenson: Quinta presencia. Elección del capitán. No ha sido la mejor temporada del ganador del Open 2016, pero su fantástica relación con todos los jugadores europeos, su simpatía y sentido del humor, junto con su veteranía, le hacen el candidato perfecto para completar el equipo. Además junto a Justin Rose ha formado una de las más prolíficas parejas europeas de los últimos años. Una máquina bien engrasada y fiable, fundamental para arropar a un rookie en formato Foursome.