Los australianos, antes de jugar contra Arabia Saudí, habían anunciado que harían un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas mortales del atentado de Londres, dos de las cuales eran australianas. Así estaba estipulado y así se le había hecho saber a su equipo rival. En realidad, algo habitual cuando una tragedia sacude al mundo. En este caso, un atentado mortal. Es decir, todo estaba preparado y todo el mundo sabía lo que había que hacer.

Noticias relacionadas


Sin embargo, antes de que empezara el partido, la selección visitante decidió no respetar el minuto de silencio. Mientras los jugadores australianos se colocaron en el centro del campo, se abrazaron y respetaron el momento; los de Arabia Saudí se dirigieron a sus posiciones en un ‘irrespetuoso’ gesto que grabaron las cámaras. De hecho, los futbolistas que se encontraban en el banquillo ni siquiera se levantaron de sus asientos.


En lo futbolístico, el equipo australiano derrotó a Arabia Saudí (3-2) en un encuentro correspondiente a las eliminatorias de la zona asiática de cara al Mundial de Rusia 2018. Una victoria importante que le sirve a la selección australiana para empatar con Arabia Saudí en el segundo puesto a falta de dos jornadas para que se certifique la clasificación.