La batalla por la legalidad de la Superliga Europea promete ser muy larga. Por el momento, con las sanciones de la UEFA suspendidas contra los clubes que siguen adheridos a la nueva competición, el proyecto pretende liberar también a los clubes que acordaron con el ente europeo esa paz con unos costes muy altos. El Juzgado de lo Mercantil 17 de Madrid ha dictado un nuevo auto advirtiendo al organismo europeo que se abstenga de estas actuaciones por suponer "un incumplimiento flagrante" de las medidas cautelares que dictó en abril.

Noticias relacionadas

La UEFA anunció el pasado 7 de mayo que había llegado a un acuerdo con nueve de los 12 clubes de la Superliga para reintegrarlos de nuevo. Arsenal, Atlético de Madrid, Chelsea, Inter, Manchester United, Manchester City, Milan y Tottenham, los mismos que abandonaron el proyecto a pocas horas de su creación, tendrían que pagar una donación por un total de 15 millones de euros y a la retención del 5% de los ingresos que hubieran recibido de las competiciones de clubes de la UEFA durante una temporada.

Además, estas entidades se tendrán que comprometer con las nuevas reformas posteriores a 2024 que hará la UEFA en sus competiciones. Por si fuera poco, aceptaron que se les impongan multas sustanciales si buscan jugar en una competición no autorizada por un valor de 100 millones de euros o si incumplen cualquier otro compromiso que hayan contraído en esta declaración por un valor de 50 millones.

Florentino Pérez y Aleksander Ceferin EFE

La UEFA debe dejar sin efecto cualquier medida que "tenga el efecto de impedir o dificultar de forma directa o indirecta la preparación de la Superliga Europea de fútbol", tal cual explica el auto que ha adelantado el portal Confilegal. Esto podría suponer que los nueve clubes pudieran dar marcha atrás y seguir afiliados a la Superliga. Cabe destacar que este fin de semana Joan Laporta explicó que les constaba que muchos de estas entidades quieren volver a integrarse en el proyecto viendo lo que está sucediendo.

Más madera

Después de que UEFA paralizara el expediente sancionador contra Real Madrid, FC Barcelona y Juventus, además de que les admitiera en la Champions League de la próxima temporada, estos tres clubes quieren acabar de forma definitiva con este expediente. Mientras el ente europeo quiere interponer un recurso contra la sentencia del 18 de abril de la justicia madrileña, se está trabajando paralelamente para que se archive el expediente.

Lo que está claro es que la Superliga, como viene asegurando Javier Tebas en las últimas fechas, sigue viva. La justicia está respaldando la legitimidad de esta nueva competición y desde los clubes que siguen adheridos lo que quieren es que UEFA por fin se siente a dialogar. Desde el ente europeo solo proponen coger el hacha e irse a una guerra que, públicamente, están empezando a perder. Además, el auto advierte de forma explícita que, de no abstenerse, podría conllevar la imposición de multas e, incluso, incurrir en un delito de desobediencia a la autoridad judicial.

[Más información: Los clubes ingleses siguen sin abandonar la Superliga pese al acuerdo firmado con la UEFA]