El Manchester City protagonizó el gran golpe a la Superliga Europea. El conjunto de la Premier League fue el primero en dar un paso atrás horas después de anunciarse la nueva competición. Y, sin embargo, ha sido de los últimos en pronunciarse. El presidente de la entidad citizenKhaldoon Al Mubarak, ha roto su silencio para explicar cómo se produjo su abandono y cómo ha sido su relación con los aficionados del equipo inglés.

Noticias relacionadas

Al Mubarak ha pedido "disculpas a los aficionados" por inscribirse inicialmente en la Superliga. "Me arrepiento totalmente", ha trasladado a los hinchas del City. "Ahora es fácil", ha defendido en palabras recogidas por los medios ingleses. "Puedo decir que una vez que reconocimos que era un error, ya está. Teníamos que irnos inmediatamente. Escuchamos a los aficionados, oímos a la comunidad futbolística hablar y reaccionamos en consecuencia", ha destacado.

"No voy a sentarme aquí a defender la razón por la que lo hicimos. Lo que sí voy a hacer es asumirlo. En última instancia, tomé una decisión al respecto y asumo toda la responsabilidad. Fue un error", ha reconocido el presidente del Manchester City y hombre de confianza del jeque. Tras abandonar la Superliga, el objetivo es seguir "yendo más allá" en todo lo que hagan. "Queremos ser el mejor club del mundo".

Los jugadores del Manchester City tras la final de Champions Reuters

Para ello, el presidente citizen cree que tienen que ser "disruptivos", algo que a veces lleva a cometer errores. "Hemos cometido errores en el pasado, los cometeremos en el futuro y me disculparé por ello, pero haremos más cosas bien que mal y seremos mejores y más fuertes y tendremos éxito", ha afirmado en una declaración para los aficionados del Manchester City.

El club del Ehitad, cabe recordar, fue el primero en dar un paso atrás con la Superliga. Una renuncia que se produjo tan solo unas horas después de que se anunciara la nueva competición, generando notables críticas entre grandes instituciones como la UEFA o incluso el gobierno británico. El City, sin embargo, ya había generado notables dudas entre los clubes fundadores que le acompañaban.

"Había alguien en el grupo inglés que no tenía mucho interés y empezó a contagiar a los otros. Todos firmaron un acuerdo vinculante, pero ese no estuvo muy convencido nunca. Al final, entre esa avalancha de todas las Ligas, la Premier calentando por un lado, pues ellos dijeron: 'De momento vamos a dejarlo'. Estoy convencido de que si no sale este, saldrá otro muy parecido", desveló Florentino Pérez en una de sus primeras entrevistas en los medios de comunicación tras anunciar la Superliga.

La UEFA amenaza

El Manchester City, subcampeón de la última Champions League, es uno de los clubes que mejor relación ha entablado con la UEFA desde la crisis de la Superliga. Como los otro ocho equipos, la entidad británica ha firmado un acuerdo con Ceferin para que, en caso de impulsar una nueva Superliga, reciban una dura sanción económica. Además, han asumido que se les retenga ciertos ingresos como forma de multa y han pedido perdón por defender la Superliga.

[Más información - Ceferin: "Dicen 'la Superliga existe' y dos días después envían solicitud para jugar la Champions"]