EH Bildu ha considerado que la retirada de Bilbao y San Mamés como sede de la Eurocopa denota que el "juego" de la UEFA se resume en "todo por la pasta" y refleja la "incoherencia del PNV" en la gestión de la pandemia. Para la coalición aberzale, resultará "prácticamente imposible" que las instituciones vascas recuperen el dinero invertido hasta ahora en la preparación de la sede del próximo torneo continental.

Noticias relacionadas

"A la luz de lo ocurrido en los últimos meses, con filtraciones, amenazas, forcejeos y patadas, ha quedado muy claro cuál es el juego de los caballeros de la UEFA y la Real Federación Española de Fútbol: la evasión fiscal y asegurarse el dinero, el todo por la pasta", ha dicho en una rueda de prensa la portavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento de Bilbao, Jone Goirizelaia.

La parlamentaria vasca de esta coalición Jasone Agirre ha destacado que "lo más sensato" es que la Eurocopa no se juegue en Bilbao, dada la actual situación "muy grave" en cuanto a la incidencia de la Covid-19, aunque ha considerado que el asunto deja en evidencia la "incoherencia del PNV" en la gestión de la pandemia, al defender que se disputase en verano la competición futbolística.

Estadio de San Mamés Reuters

"Todos esperamos que quizás en junio la situación pueda ser un poco mejor, pero no dejará de ser una situación muy frágil y no estamos en situación de arriesgar y que se celebre un espectáculo de fútbol de esas dimensiones, aunque sea con 13.000 personas (el aforo del 25 % de San Mamés que se manejó)", ha añadido Agirre. La parlamentaria de EH Bildu ha remarcado que "la salud tiene que estar por encima de los intereses económicos de algunos" y que en estos momentos es "la prioridad".

"Sentido común"

Para Agirre, "ha prevalecido el sentido común" con que la Eurocopa no se vaya a jugar en Bilbao, pero también ha considerado que es incoherente que el lehendakari, Iñigo Urkullu, dijese que el próximo verano habrá más restricciones que el anterior por la pandemia y "al mismo tiempo el Gobierno Vasco defendiera que la Eurocopa se jugase aquí en verano".

Jone Goirizelaia ha señalado que la UEFA y la RFEF "no pueden engañar más a la ciudadanía de Bilbao" y ha añadido que "no es cierto" que actúen en favor del deporte, sino que solo pretenden "seguir adelante en favor de sus intereses económicos".

Tras indicar que se han gastado más de 1 millón de euros y hay "adjudicados contratos por valor de dos millones de euros", la portavoz en Bilbao ha señalado que "eso es un roto en las arcas públicas" y ha dicho que será "muy difícil, prácticamente imposible, recuperar esos fondos".

Agirre ha puntualizado en este sentido que "hay unos gastos que están hechos y no se pueden revertir", como, por ejemplo, la compra de vallas de seguridad o la impresión de cartelería. "Legítimamente, las empresas van a reclamar cobrar por el trabajo hecho", ha agregado.

Goirizelaia ha pedido al gobierno municipal (PNV-PSE) que el resto del presupuesto previsto para la Eurocopa lo emplee en la "recuperación" y lo encauce en beneficio de "toda la ciudadanía de Bilbao".

Ante la posibilidad de que la sede se traslade a Sevilla, Goirizelaia ha señalado que, por "solidaridad entre los pueblos del Estado español", su coalición no quiere que "la bota negra que la UEFA y sus colaboradores querían imponer en Bilbao se imponga en Sevilla".

[Más información: Bilbao estalla tras el "no" de la UEFA para ser sede de la Eurocopa: "Está en los servicios jurídicos"]