La Ligue-1 ha dado un paso al frente en tiempos de pandemia y ha decidido limitar los permisos para que los jugadores sean convocados por sus selecciones. La competición francesa, con un acuerdo unánime entre los clubes de la primera competición y la segunda, ha aceptado dejar jugar solo a aquellos jugadores cuyos partidos se desarrollen dentro de la Unión Europea o el Espacio Económico Europeo.

Noticias relacionadas

Por medio de un correo, se ha certificado a todos los integrantes de la competición que solo podrán acudir con sus selecciones los jugadores llamados por países de dentro de la Unión. La razón de este cambio de normativa se debe a las restricciones sanitarias que varían en función del país y que acaba afectando al calendario de los propios futbolistas.

La FIFA, cabe recordar, anuló hace unos meses la norma que obligaba a los clubes a ceder a sus jugadores para los compromisos internacionales. La pandemia llevó al organismo internacional a modificar su normativa para así ajustarse a la situación sanitaria que se ha extendido por todo el planeta.

Es justo en base a una de esas circulares en las que se basa la competición francesa para limitar las convocatorias de los jugadores. La norma, que se instauró en 2020 y se ha ido ampliando, tiene vigor hasta el próximo mes de abril y dice claramente que no se tendrán que ceder jugadores si existen restricciones de viajes. Así, la liga francesa, en sus dos principales categorías, se blinda por completo en un mes clave.

Mauro Icardi, con la camiseta de entrenamiento del PSG Reuters

Y es que, según se anunció desde el gobierno francés, este mes de marzo se iba a intentar abrir los estadios al público. La ministra de deportes, Roxana Maracineanu, se comenzaría a permitir la entrada de aficionados en los recintos deportivos, incluyendo este apartado en un plan para la cultura y el turismo. Los datos del país, sin embargo, no son del todo optimistas y en los últimos días la incidencia acumulada se situó por encima de los 300 casos por cada 100.000.

Comunicado oficial

"A iniciativa de los presidentes de los Colegios de la Ligue 1 y de la Ligue 2, el miércoles 17 de marzo se llevó a cabo una consulta con todos los presidentes de los clubes en relación con los jugadores que no pertenecen a la selección francesa y que pueden participar en un partido fuera de la zona UE/EEE durante el próximo periodo internacional de marzo.

A falta de una exención de siete días para los jugadores extranjeros puestos a disposición de su selección y teniendo en cuenta los plazos impuestos por la reglamentación internacional, los clubes de la Ligue 1 y de la Ligue 2 decidieron por unanimidad el miércoles 17 de marzo aplicar la circular de la FIFA del 5 de febrero de 2021, teniendo en cuenta las numerosas restricciones de viaje en el mundo.

En este contexto, los clubes no pondrán a disposición de las selecciones nacionales a los jugadores extranjeros convocados para los partidos fuera de la zona UE/EEE durante el próximo periodo internacional de marzo".

[Más información - La UEFA quiere aficionados en la Eurocopa: "No se jugará ante las gradas vacías"]