La eliminación del Sevilla ante el FC Barcelona en las semifinales de Copa del Rey estuvo marcada por la polémica. El cuadro hispalense tenía un 2-0 muy favorable para plantarse en la pelea por el título, pero la remontada azulgrana y las decisiones arbitrales sacaron del partido al conjunto de Lopetegui. En su banquillo protestaron una expulsión, un penalti no pitado y varias acciones más. Al término del encuentro, de hecho, hubo tensión en el túnel de vestuarios. Monchi fue uno de los protagonistas.

Noticias relacionadas

El director deportivo del Sevilla tuvo sus más y sus menos con Leo Messi. "Os vais calentitos a casa...", son las palabras que se han asociado al delantero argentino y que fueron dirigidas a representantes sevillistas como Monchi. Casi 24 horas después, el director deportivo hispalense ha roto su silencio y ha mandado una indirecta a todos los críticos con el Sevilla. Unas declaraciones que se suman a la polémica generada.

"Nosotros afortunadamente estamos disfrutando mucho en los últimos años y esa es nuestra grandeza. Te das cuenta que los clubes nos respetan como a los grandes. Y las aficiones rivales celebran nuestras derrotas. Empiezan a tenernos en cuenta. Desgraciadamente otros solo pueden celebrar nuestras desgracias", ha indicado en los medios oficiales del club. "Cuando te codeas con la élite, y el Sevilla, le pese a quien le pese lo hace, los disgustos son por perder una final o no llegar a una final".

Ivan Rakitic, en un momento del partido Reuters

"Clubes como el Barcelona y jugadores como Piqué, Messi, Benzema, Ramos o Kroos, llevan toda su vida intentando ganar todos los partidos y eso es muy difícil. Nosotros estamos cerca de eso y solo hay que ver cómo está el sevillismo, con esa dureza y rabia contra el equipo y sus gestores", ha subrayado en su primera declaración tras lo sucedido en el Camp Nou.

Monchi también ha explicado cómo vivieron las horas posteriores. El equipo cenó, el director deportivo tomó la palabra para intentar levantar los ánimos y, aunque dormir fue complicado, el dirigente ha querido asumir responsabilidades. Respecto al estado físico de su plantilla, Aleix Vidal y Bono están entre algodones. El primero cuenta con una lesión muscular y el arquero tiene "una lesión pequeña pero en una zona fundamental para un portero".

Ánimos a Ocampos

El jugador volvía de una lesión, conseguía sacar un penalti determinante y, cuando tenía todo de cara para convertirse en el héroe de la noche, perdonó la pena máxima que hubiera supuesto el 1-1 y la sentencia ante los azulgrana. El jugador se fue tocado y hasta ha querido compartir una especie de carta con su seguidores donde ha relatado sus primeras sensaciones.

"Sólo me queda levantar la cabeza y mirar para delante porque el fútbol da revancha muy rápido", ha llegado a indicar en esta emotiva publicación en su cuenta de redes sociales. Monchi, ante su afectación, ha querido recalcar que el jugador puso "mucho de su parte para llegar al partido"y que está costando trabajo "levantarle la moral porque es canchero". Sin embargo, apenas hay tiempo para el lamento y el equipo de Lopetegui tiene un nuevo examen en la jornada de La Liga.

[Más información - Guerra entre el Barça y el Sevilla en redes: la fuerte polémica en Twitter]