El Sevilla sufrió este miércoles una dolorosa eliminación en las semis de la Copa del Rey contra el Barcelona. El conjunto hispalense desaprovechó su ventaja de 2-0 de la ida y cayó en un partido cargado de sucesos que jugaron en su contra, desde el penalti fallado de Lucas Ocampos hasta un par de decisiones arbitrales que pudieron castigar al Barça. Lopetegui y sus jugadores mostraron su pesar tras el encuentro.

Noticias relacionadas

Lopetegui, sin querer decir nada, lo dijo todo: "Sobre el árbitro podéis juzgar vosotros, que habéis visto las imágenes. Si los entrenadores lo hacemos podemos ser sancionados. Una ocasión manifiesta de gol merece una amarilla, también he visto manos de Lenglet pero el árbitro no las ha visto y toca tragar veneno", dijo sobre la polémica del partido.

No entiendo cómo la segunda tarjeta de Mingueza no la sacan

Joan Jordán

El jugador del Sevilla Joan Jordán consideró que su equipo tuvo "el partido con el penalti" que Lucas Ocampos falló en el minuto 73 cuando el resultado aún era de 1-0.

"Si metemos el penalti, pasamos. Ni de coña nos hubieran metido tres después. No entra y en la última acción nos meten el 2-0. Respeto al árbitro muchísimo, pero no entiendo cómo la segunda tarjeta de Mingueza no la sacan y la acción de Messi en la ida fue igual que la de Fernando y no lo expulsaron", añadió en este sentido el centrocampista. 

Así, Jordán admitió que "es difícil hacer una lectura después de la derrota tan dura de hoy". Según él, el equipo tenía "muchísima ilusión por esta competición, el grupo se merecía este premio, pero no ha podido ser". "Nos vamos muy dolidos y jodidos, nos sabe muy mal por nuestra gente, porque tenían más ganas si cabe que nosotros de llegar a esta final", explicó.

¡Claro que han marcado el partido!

Rakitic, sobre las decisiones arbitrales

Habló también un exazulgrana, Ivan Rakitic, al que había ganas de escuchar y el cual no se mordió la lengua: "Estamos enfadados, tristes... hemos luchado hasta el final y tuvimos la posibilidad de meternos en la final hasta el último ataque. Ha habido pequeñas decisiones que han marcado el partido y han ido en nuestra contra", dijo.

"¡Claro que han marcado el partido!", reiteró el croata. "Hemos jugado con uno menos, la mano del penalti que da igual que sea con intención o no porque está en el área. El criterio sigue sin estar claro y es una pena que se castigue al equipo de esta manera", sentenció.

[Más información: La imagen de la polémica en el Barcelona - Sevilla: así fue el penalti de Lenglet por mano]