Movimiento en el Atlético de Madrid antes del Derbi del próximo domingo -7 de marzo a las 16:15 horas-. Gil Marín ha hablado con la Agencia EFE sobre las anteriores declaraciones de Carlos Velasco Carballo, el presidente del Comité Técnico de Árbitros. Todo ello después de lo sucedido con Lemar durante el partido entre los rojiblancos y el Villarreal.

Noticias relacionadas

El futbolista vio la amarilla, pero la acción fue revisada después de que desde el VAR se avisase al colegiado principal del encuentro de que podía ser merecedora la acción de roja. Velasco Carballo habló sobre esta jugada en cuestión: "El árbitro va a verla en el monitor, discrepa con su compañero y para él esa jugada no es roja y es tarjeta amarilla. Pues perfecto".

"Ahora, después nosotros tenemos que analizar como Comité Técnico de Árbitros quién pensamos que ha tomado la decisión correcta, el que le ha llamado desde el VAR que pensaba que era tarjeta roja o el árbitro de campo que se ha decidido por una amarilla", continuó.

Foyth tapa el disparo de Lemar Reuters

"Nosotros hacemos este análisis, debatimos con nuestro equipo y decimos, chicos, para nosotros esto es roja y este debe ser el criterio a seguir", finalizó un Velasco Carballo que más tarde en la Cadena SER apuntó que no se había expresado bien y que lo que quiso decir fue que entre una discrepancia entre el árbitro y el VAR, es el colegiado principal del partido el que decide.

Postura del Atlético

Gil Marín ha hablado después de esto sobre las declaraciones de Velasco Carballo: "No entiendo por qué el presidente del Comité Técnico de Árbitros reprende públicamente a uno de los mejores colegiados que tenemos en España (Ricardo de Burgos Bengoetxea), y más en una decisión que nunca se puede considerar como un error. El árbitro aprecia una jugada en el campo y toma una decisión tras verla por televisión, como la gran mayoría de aficionados al fútbol".

"Quien haya jugado al fútbol, quien conozca a Thomas Lemar, solo puede coincidir con el criterio del árbitro en la jugada. No intenta agredir al jugador contrario, ni siquiera quitárselo de su camino, tan solo pretende continuar la jugada esquivándolo cuando se lo encuentra de repente al intentar progresar en una jugada de ataque", ha continuado explicando para EFE.

"Estos comentarios públicos son muy peligrosos porque condicionan las decisiones de los colegiados que deben arbitrarnos y dan la sensación de que hemos sido beneficiados por un error arbitral, cuando no es así", ha sentenciado Gil Marín, consejero delegado del Atlético de Madrid.

[Más información: El Real Madrid, el único grande que aumenta su límite presupuestario en La Liga]