Marco Asensio ha dejado escapar otro tren. El nivel del futbolista balear se ha ido diluyendo en los últimos partidos y llega a la final del domingo contra el Atlético de Madrid en un momento delicado. No ha dado el paso adelante que se esperaba de él en plena plaga de bajas y a Zinedine Zidane, su entrenador, le podría rondar la idea de desplazarle del once titular, algo que no hace desde el segundo partido del año.

Noticias relacionadas

Van 12 partidos de Liga, de Champions League y de la Supercopa en los que Asensio es titular de forma consecutiva. Solo se quedó en el banquillo (y acabó saltando al campo para intentar arreglar el desastre, sin demasiada suerte) contra el Alcoyano. El resto, tanto con Eden Hazard y Karim Benzema a su lado como sin ellos, fue siempre titular y no ha dejado un gran balance.

A Asensio le pesa solo llevar dos goles esta temporada, uno de ellos en el plazo mencionado. Se espera mucho de él y ha habido partidos en los que ha brillado, pero saben a poco. Sus destacadas actuaciones contra Osasuna y Athletic quedan ya lejos en el tiempo y su gol contra el Levante no es suficiente para no señalarle antes del derbi.

Rodrygo aprieta

Ante la Real Sociedad, Asensio no completó ningún regate y tampoco disparó a puerta. Zidane le sustituyó en el minuto 60, más pronto que nunca en este 2021, y dio entrada a un futbolista que motivó la reacción del equipo: Rodrygo. El brasileño está de vuelta tras más de dos meses lesionado y en su primera aparición ya ha amenazado el sitio de su compañero en el once titular.

Vinicius y Rodrygo EFE

Rodrygo, como también Vinicius, puede tener la 'chispa' que falta arriba sin Hazard y que no ha podido encontrar Asensio. Por eso, descartado el belga para el derbi contra el Atleti, Zidane podría encomendarse al talento brasileño para sorprender a la zaga colchonera, que no pasa por su mejor momento. Rodrygo dio contundencia en ataque ante la Real y Vinicius hizo el gol. Ahora Zidane debe elegir.

Si el Madrid juega con dos extremos ante el Atleti, las tres combinaciones entre Rodrygo, Vinicius y Asensio son posibles. Quizás la que menos sería la de los dos brasileños, algo visto en contadas ocasiones. De jugar con Rodrygo y Asensio, Zidane tendría que elegir a quién pone en la izquierda, siendo el balear la opción más lógica. El técnico podría volver a jugar con Marco y Vini, pero eso parece que solo sería si no ve a Rodrygo físicamente preparado para salir de inicio; ante la Real la sensación no fue esa.

Rodrygo 'sube' posiciones para estar en el once titular. A su lado, muy probablemente, estará Benzema. Zidane se mostró positivo con el regreso del delantero francés, que trabaja desde ayer para estar a punto de cara al partido en el que el Madrid está obligado a ganar. Si el '9' llega al partido, su combinación con Rodrygo podría ser la que más pólvora tuviera ahora mismo del equipo.

Lanzamiento de Isco Alarcón durante el calentamiento Reuters

Cuatro centrocampistas

Jugar con Rodrygo y Benzema arriba también podría tentar a Zidane para jugar con cuatro centrocampistas. Contra la Real funcionó muy bien en la primera parte, siendo Isco el enganche entre medular y delantera.

Es una opción que gana enteros, ya sea volviendo a apostar por el malagueño -tras su buen rendimiento en los últimos dos partidos- o alinear a otro recién regresado, Fede Valverde. El uruguayo añadiría más músculo al tridente Modric-Casemiro-Kroos y daría mayor libertad al croata. Zidane ya deshoja la margarita.

[Más información: El rayo de luz del Real Madrid para el derbi: Valverde, Rodrygo y la esperanza de Zidane]