No corren buenos tiempos por París. El subcampeón de la última edición de la Champions League no pasa por buen momento y eso, cuando se habla del PSG, se puede traducir en cambios drásticos. Así es como ha funcionado hasta ahora el proyecto catarí que, tras quedar finalista en Europa hace unos meses, se ha complicado de gran manera su clasificación para los octavos esta temporada.

Noticias relacionadas

Encuadrado en el grupo de la muerte con Manchester United, RB Leipzig y Basaksehir, el equipo parisino solo ha sumado en la primera vuelta los tres puntos de su victoria contra los turcos. Una derrota contra el RB Leipzig en la siguiente jornada, tras el parón internacional, podría significar su adiós a la Champions a la primera cambios. Y en Francia ya hablan de ultimatum a Thomas Tuchel según lo que ocurra en dicho partido.

Es la tercera temporada de Tuchel en el banquillo del PSG y la confianza en él, pese a llevar plenos de Ligas y ser el líder actual se agota. Seguramente no ocurriría lo mismo en cualquier otro vestuario de Europa, pero así funcionan en París, donde se apuesta cada año todo a la Champions y al no llegar esta, todos se impacientan. Caer en fase de grupos sería una hecatombe que se cobraría la cabeza de Tuchel, pese a todo lo que ello conlleva.

El 'precio' de Tuchel

Y es que despedir a Tuchel no es una decisión que puedan tomar a la ligera. El alemán termina contrato en 2021, pero rescindir su contrato costaría 10 millones de euros y en París no pasan por un momento económico como el de años anteriores. La crisis del coronavirus ha afectado al PSG como a todos y las pérdidas se calculan en 100 millones. El grifo se ha cortado y a partir de ahí han nacido las diferencias con Tuchel.

Thomas Tuchel, durante la final de la Champions League 2019/2020 Reuters

Si bien en el vestuario parece haber mayor calma que la que había el curso pasado (véase los desplantes de Kylian Mbappé a su entrenador), la relación entre Tuchel y Leonardo, director deportivo del PSG, pasa por mal momento. Las quejas del técnico ante la ausencia de fichajes (solo llegaron Danilo Pereira, Florenzi y Moise Kean, cedidos, y Rafinha, libre) resquebrajaron la confianza de Leonardo en el entrenador y no vería mal su destitución.

Tampoco desde Doha. Si por el tema económico podían ser los mandamases los que frenaran su destitución, en Francia señalan que Leonardo ya tiene el OK para tomar las medidas pertinentes, incluso su despido, ante un fracaso en la Champions. Pero, ¿qué vendría en París tras eso? Según aumentan los rumores sobre un adiós de Tuchel, crecen los que colocan a Thiago Motta en el banquillo del PSG. El italiano dirigió el sub19 del PSG tras su retiro como futbolista profesional y en 2019, durante dos meses, entrenó al Genoa de la Serie A italiana.

La 'amenaza Mbappé'

El PSG no despega pese a los millones que ha gastado. Cuando en 2021 se cumple una década de la llegada de Al-Khelaifi a la presidencia, el equipo de París todavía no ha conseguido ganar la Champions, su obsesión. Además, en ese año se puede enfrentar a otro problema mayúsculo: la salida de Mbappé. Con el futuro de Neymar también en el aire, Mbappé sigue sin renovar su contrato que termina en 2022. Es decir, si su 'no' es definitivo, el verano que viene sería el último para obtener una suma importante de dinero por su venta.

Mbappé se lamenta en el terreno de juego Reuters

La preocupación crece en París. Tuchel está en la cuerda floja, Mbappé que no renueva y crece el temor de un nuevo fracaso en la Champions, siendo el mayor de todos si caen en la fase de grupos. Las alarmas saltan en el PSG, el club que ha demostrado que los millones no prometen nada aunque el salto haya sido evidente. ¿Salvará los muebles Tuchel? El equipo de los Parques de los Príncipes se asoma hacia una crisis que podría ser muy dolora. En París y en Catar.

[Más información - Las debilidades de Kylian Mbappé: el Real Madrid y Cristiano Ronaldo]