Luis Enrique Martínez, seleccionador español, aseguró que el tanto del triunfo de España fue más acierto de sus jugadores por una buena presión que falló de Suiza en la salida de balón y reconoció que pese a que se rebajó la brillantez, no vio "peligrar la victoria" en ningún momento.

Noticias relacionadas

España venció por 1-0 al combinado suizo con un gol de Oyarzabal en la primera mitad. El partido de los españoles fue un tanto espeso, ya que, a pesar de tener el mando del choque y llevar la responsabilidad del juego, no tuvieron ocasiones especialmente claras salvo algunas acciones a balón parado donde se rozó el gol que hubiera dado la tranquilidad definitiva al conjunto nacional. 

"Del partido me quedo con un detalle futbolístico importante, en los últimos minutos del partido podía haber la tendencia de meterse atrás para defender el 1-0 y sufrir, pero el equipo supo adelantar líneas. Provocó que no hayamos sufrido con balón en campo contrario y el rival lejos de nuestra portería. Lo hemos interpretado muy bien", valoró en rueda de prensa.

España celebra su gol ante Suiza EFE

Luis Enrique alabó el gran trabajo de sus delanteros a la hora de ser los primeros en lanzar la presión en campo rival para impedir la salida nítida del contrario. Fruto del acierto en estas acciones llegó el gol de España, pero también otras jugadas en las que se consiguieron robos en la zona de peligro del equipo rival. 

"Me gusta el gol especialmente por el sacrificio de los puntas en inferioridad en esa jugada. Tiene un justo premio. Gracias a esa acción consigues tres puntos muy importantes, para mi es un gol muy bonito porque te anticipas a un jugador en la presión y Mikel finaliza de manera perfecta", añadió.

El viento, un condicionante

Para Luis Enrique condicionó el encuentro el fuerte viento en Madrid que no ayudó a frenarlo las gradas bajas del estadio Alfredo di Stéfano. "Jugar con viento es lo peor, es desagradable. Prefiero hacerlo con lluvia y frío porque con viento es difícil predecir las jugadas".

Busquets protegiendo el balón en el España-Suiza EFE

El guion marcado en la víspera por el seleccionador español se cumplió. Por eso, por encima de todo se mostró feliz con el resultado. "No era un partido fácil en el que hayamos estado especialmente fluidos, pero el rival físicamente es muy fuerte y no ha parado de presionarnos".

"No ha sido un partido muy vistoso porque ese tipo de juego genera fallos, hemos aprovechado presión alta para hacer el gol y hemos tenido alguna ocasión más para cerrar el partido pero no hemos estado acertados. No he visto peligrar la victoria"

[Más información: España gana por la mínima a la colista Suiza y mantiene el liderato en la Nations League]