La moción de censura contra Josep María Bartomeu sigue su curso. La plataforma organizadora de este movimiento entregó la pasada semana las firmas necesarias para que se pueda realizar el referéndum. Sin embargo, tal y como remarcan los estatutos del club, el proceso no ha hecho más que empezar. Tras trasladar los apoyos al club, se ha creado una mesa de voto de censura que deberá validar todas las firmas.

Noticias relacionadas

Los estatutos de la entidad blaugrana, que son los que determinan cómo se debe realizar cada proceso, indica que esta mesa estará formada por cinco personas. Dos de ellas dependerán directamente del Barcelona, otras dos de quien haya impulsado la moción de censura -deberán ser los dos primeros miembros de la moción- y un quinto, en forma de neutralidad, designado por la Federación de Fútbol de Cataluña.

Esos cinco miembros, pese a todo, no son suficientes para la plataforma impulsora de la moción de censura. Més que una moció, que es quien ha organizado esta recogida de firmas de socios para tumbar el mandato de Bartomeu, ha emitido un comunicado donde explica que ven más positivo que se aumente el número de personas presentes en la mesa.

Los opositores al presidente actual, que también han indicado que la propuesta se ha trasladado ya a la directiva de la entidad catalana, recalcan que por "transparencia" y "rigor" se debería aumentar el número de representantes que validen las firmas. La propuesta hace hincapié en aumentar en un máximo de dos miembros por cada una de las partes. Es decir, dos personas más dependientes del Barça y otras dos de la plataforma impulsora de la moción. Así, indican, se mantendría la igualdad en la mesa.

Dicho comunicado subraya el "agradecimiento a los trabajadores del club que velan por la transparencia, honestidad y valores democráticos" del club catalán en "este proceso de validación". Muestran su "confianza" en todos ellos, pues son "figuras garantes para frenar cualquier injerencia" en el proceso.

Pese a ello, informan de su propuesta y lanzan un órdago al Barcelona. "Entendemos que el FC Barcelona y su Junta Directiva estarán a favor de dar el máximo rigor y escrutinio al recuento". Aunque su propuesta "No queda amparada legalmente por los estatutos de manera expresa", entienden que "no significaría sino aumentar la capacidad de control de la mesa", así como la "transparencia" en todo el procedimiento.

Josep Maria Bartomeu y Ronald Koeman, durante la presentación del entrenador holandés EFE

Las dudas sobre el recuento

Los impulsores de la moción contaban desde un primer momento con un porcentaje de firmas que podrían quedar invalidadas. Por ello, buscaron muchas más de las 16.521 para que la moción de censura saliera adelante y pudiera ser votada en un referéndum. El número final superó las 20.000 contra todo pronóstico.

Hubo sorpresa entre los organizadores y también en la actual directiva catalana. Bartomeu reconoció ese estupor recientemente, además de defender que todo el proceso se realizaría de forma pulcra y democrática. Pero, tras sus palabras, ha nacido el rumor entre los directivos de que se podrían anular cerca de 5.000 firmas según Cope, lo que dejaría tocada la moción.

[Más información - Setién explota contra Bartomeu porque el Barça no le paga su despido y anuncia "acciones legales"]