La oposición azulgrana se mueve en busca de la salida de Josep María Bartomeu del Barcelona. El precandidato a la presidencia del club catalán Jordi Farré ha acudido esta misma mañana del miércoles a las las oficinas del club para comenzar los trámites para activar una moción de censura contra la Junta Directiva que preside Bartomeu.

Noticias relacionadas

"Como dije ayer, acabo de presentar el escrito para solicitar la moción de censura contra Josep Maria Bartomeu y toda su junta directiva, no pueden estar ni un minuto más al frente del club. Es hora de hechos y no de palabras", escribía en su cuenta de Twitter a primera hora de la mañana.

La asociación Manifest Blaugrana anunció también el martes su intención de presentar una moción de censura contra la junta directiva de Josep María Bartomeu si no "reconduce la situación de Messi y asegura su continuidad para, como mínimo, completar la temporada 2020/2021" y "dimite de manera inmediata para dar paso a una Comisión Gestora que convoque elecciones lo antes posible" a la presidencia del Barcelona.

Manifest Blaugrana, creada en 2014 y que después de la debacle ante el Bayern Múnich ya pidió la dimisión del presidente Bartomeu y un adelanto de las elecciones, dijo en un comunicado que da de plazo hasta este viernes a la junta para efectuar los pasos mencionados. Si no es así, presentará "una moción de censura de manera inmediata".

En el mismo texto, la asociación asegura que "durante la última semana ha constatado la necesidad de una moción de censura" y así lo ha hecho saber "a los diferentes colectivos y grupos de interés, como también a los futuros candidatos".

De todas maneras, admite que "hasta ahora no ha conseguido tejer las complicidades suficientes para garantizar el apoyo de todas las partes y el éxito del proyecto".

Víctor Font apoya una moción

Momentos antes del anuncio de la asociación presidida por Marc Duch, Víctor Font, precandidato a las próximas elecciones del Barcelona, había tuiteado que en el caso de que Bartomeu siga sin dimitir y no convoque elecciones lo antes posible su candidatura, 'Sí al Futur', "apoyará activamente la moción de censura ya en marcha".

Se refería a la impulsada por otra plataforma del entorno azulgrana, 'Més que una moció' ('Más que una moción'), que se presentó públicamente el 29 de julio y creó una página web (mocio2020.cat) para recoger apoyos online. Pero hasta el momento no ha ido a buscar las papeletas para empezar la moción de forma oficial.

Josep Maria Bartomeu y Ronald Koeman, en la presentación del entrenador holandés EFE

Si finalmente Manifest Blaugrana impulsa la moción necesitará reunir como mínimo el apoyo del 15% del censo electoral del club (en 2013 la Asamblea de Compromisarios aprobó que se incrementara el porcentaje del 5 al 15%), unas 16.000 firmas, para que la moción de censura salga adelante.

Según los Estatutos del club, Manifest Blaugrana contará con catorce días hábiles a partir del día siguiente a la recogida de las papeletas. Desde 2018, cuando la Asamblea de Compromisarios lo aprobó, los sábados cuentan como días hábiles.

En caso de que la plataforma superara ese 15% requerido el club debería celebrar un referéndum que tan solo comportaría la destitución de la actual junta directiva si así lo quisieran, por lo menos, el 66,6% de los votantes.

La ultima moción de censura

La última moción de censura en el Barcelona fue la que impulsaron Agustí Benedito, dos veces candidato a la presidencia del club y precandidato para los próximos comicios, y su mano derecha, Lluís Geli, durante el verano de 2017.

La moción acabó en los juzgados a causa de que los impulsores y el club tuvieron discrepancias respecto a si los sábados entonces eran días hábiles o no para recoger firmas. Finalmente, el Juzgado de Primera Instancia Número 34 de Barcelona falló a favor de Benedito en setiembre de 2019 y sentenció que en 2017 los sábados no eran días hábiles.

De todas maneras, el intento de destituir a la junta directiva de Josep Maria Bartomeu no llegó a buen puerto porque Benedito y Geli tan solo consiguieron 12.504 de las 16.570 firmas necesarias. Aunque estas no pudieron ser oficializadas porque fueron destruidas por los impulsores antes de ser entregadas al club.

[Más información: Laporta: "Si Bartomeu y su junta dimitieran todavía habría esperanza de que Messi se quedara"]