El asesinato de George Floyd ha traído consigo un gran apoyo al movimiento Black Lives Matter desde el deporte, pero también ha supuesto algunos casos muy puntuales en los que se ha avivado el racismo. Uno de estos ejemplos ha sido el de Tea Katai, mujer de Aleksandar, exjugador del Alavés. A través de sus redes sociales, se mostró muy crítica con las manifestaciones pidiendo justicia por lo sucedido la semana pasada en Minnesota.

Noticias relacionadas

Entre las publicaciones que hizo, se puede ver una de ellas en las que un coche de la policía frente a la multitud y el mensaje "matad esa mierda". También se burló del lema Black Lives Matters, las vidas negras importan en su traducción al español, con una fotografía de una afroamericana con una caja de zapatillas en la que ponía "Black Nike Matters", o sea, "las Nike negras importan".

El club, en cuanto vio estas publicaciones, pidió inmediatamente la eliminación y se desmarcó de los comentarios que estaba haciendo la esposa con un comunicado en el que explicaban que se oponían firmemente "al racismo de cualquier tipo". Un día después, Los Ángeles Galaxy, actual club del jugador, ha decidido rescindir el contrato de su jugador.

Katai pidió disculpas por los comentarios de su mujer. "Los posts publicados por mi mujer, Tea Katai, en sus redes sociales eran inaceptables. Sus visiones no son las que yo comparto y no las tolero en mi familia. Condeno enérgicamente el supremacismo blanco, el racismo y la violencia hacia la gente de color. Las vidas negras importan. Este es un error de mi familia y asumo toda la responsabilidad", expuso en su cuenta de Instagram personal el ya exjugador del Galaxy.

[Más información: Griezmann revela su futuro: quiere jugar en la MLS]