Brais Cedeira Jorge Calabrés

Todo empezó hace un año cuando la Policía Nacional descubrió que 'El Doctorcito' había vuelto a las andadas. También apodado 'El Cirujano', Hernando Mauricio Vergara Castillo, era un viejo conocido para los agentes.

Noticias relacionadas

El Doctor Vergara ya fue detenido en 2002 por llevar dos kilos de cocaína en la maleta. Estaba a punto de viajar a Argentina desde el Aeropuerto de Cali. Ahora, 18 años después, vuelve a ser localizado en los mismos quehaceres, solo que en esta ocasión a lo grande.

Gracias a los seguimientos los agentes de la investigación supieron que su papel, y el de su clínica, resultaban fundamentales para la organización. Y Edwin Congo, según las investigaciones y los múltiples seguimientos de la Policía Nacional, también estaba metido hasta el cuello.

'El Doctorcito', además, es un personaje conocido por ser el responsable de la dieta milagro que siguió Diego Armando Maradona, el denominado mejor futbolista de todos los tiempos, y por haber formado parte del cuerpo médico de la selección colombiana de fútbol. 

Tras un año de arduo y fructuoso trabajo con seguimientos al Doctor Vergara, la Brigada Central de Estupefacientes arrestó a un total de 18 personas, 9 de ellas en España, dentro de la operación 'Torta Ahogada' e incautó una tonelada de droga en Bulgaria y Holanda

El método seguido por esta organización criminal era casi perfecto. La cocaína entraba impregnada, en pequeñas cantidades, en las cajas de cartón de fruta que exportaban desde Colombia. Es la primera operación de estas características que se realiza en Europa y fue fruto de la colaboración de la UDYCO con las fuerzas y cuerpos de seguridad de varios países.  

La operación, de enorme éxito, ha conseguido detectar por primera vez este sofisticado método para colar la droga en territorio europeo. Según relata a EL ESPAÑOL Alberto Morales, Inspector Jefe de la sección 4 de la Unidad de Delincuencia y Crimen Organizado (UDYCO) Central de la Policía Nacional, el material entraba por Bulgaria y Europa del Este, para luego ser extraído por los químicos en Holanda. Fue allí donde se detectaron 550 kilos de cocaína, en territorio búlgaro. Otros 500 en suelo holandés.

España era, por su parte, el centro de operaciones de toda la trama. "Los principales responsables de la operación estaban aquí", dice Morales. Era donde se producían todas las reuniones, todas las gestiones entre los capos colombianos y sus intermediarios. Para verse, escogían siempre un lugar muy particular.

Entre los arrestados en España se encontraba un exfutbolista y viejo conocido del 'Doctorcito'. Edwin Congo, que pasó sin pena ni gloria por el Real Madrid y que ahora desempeña las labores de tertuliano en El Chiringuito de Jugones, fue uno de los detenidos y acusados por tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

El colombiano fue puesto en libertad unas horas más tarde, pero su implicación no es "circunstancial" como defendió en el programa de Pedrerol. Al menos así es a los ojos de la Policía. Fuentes de la operación confirman a EL ESPAÑOL que Congo era un miembro activo, como otro cualquiera, dentro del entramado de la organización para traer a Europa las sustancias estupefacientes.

La relación entre 'El Doctorcito' y Congo viene de lejos. El propio exfutbolista reconoció a la Policía y en televisión que tenía una amistad con el que fue uno de los médicos personales de Maradona y que incluso había montado un negocio de esmeraldas.

El centro de operaciones del clan estaba situado en la calle con el mismo nombre que el estadio en el que el bueno de Edwin jamás llegó a debutar. Paradojas de la vida, su único gol en el Santiago Bernabéu fue en un Partido contra la Droga ante Japón en el año 2002.

La clínica, el centro de operaciones

Los 'regateos' de Congo sí se produjeron los últimos años en la calle Santiago Bernabéu número 3, a escasos 200 metros del estadio del Real Madrid. En esta dirección se encontraba la Clínica Meraki, lugar de trabajo del Doctor Vergara y que es señalado por fuentes policiales como la base de operaciones en la que se celebraban las reuniones entre los narcotraficantes.  

200 metros separan el número 3 de la calle Santiago Bernabéu del estadio

No deja de tener cierta ironía. Allí, a apenas unos metros del lugar donde Congo vio desde el banquillo su única temporada con el Real Madrid, el año de la Novena Copa de Europa, se producían la mayoría de las reuniones importantes. Con ellas, los cabecillas de la trama gestionaban la introducción de la droga en suelo europeo y nacional. 

Congo, "un intermediario más"

Según relata a EL ESPAÑOL el Inspector Jefe Morales, "cuando era un tema importante se reunían allí". Y Congo no iba a ser menos. Según afirman fuentes de la investigación, el exjugador y promesa fallida del fútbol colombiano actuaba "como un intermediario más, activo en la organización". "Participó en las innumerables reuniones" que sirvieron para diseñar los planes con los narcos colombianos. 

Congo "era el negociador". 'Regateó' como nunca. Cuando era preciso, el exfutbolista acudía a la clínica del Doctor Vergara a las reuniones secretas que allí tuvieron lugar a lo largo del último año. Fueron decenas y decenas de concentraciones las que detectó la Policía Nacional, entre los máximos responsables de la trama, en el corazón de la capital.

La operación se aceleró cuando en enero de este año los agentes descubrieron que la red preparaba el envío de una cantidad importante de droga a Grecia, escondida entre contenedores de limas y piñas. El seguimiento de los contenedores y los mecanismos de colaboración policial internacional dio con la incautación de una tonelada de cocaína cuando la organización se disponía a separar la carga legal de la ilegal. 

La situación judicial actual de Edwin Congo, el fichaje errante del fallecido Lorenzo Sanz, es complicada. Ha sido puesto en libertad con cargos porque no existe riesgo de fuga ni posibilidad de destrucción de pruebas ante la coyuntura por el coronavirus. La Policía le imputa delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal. El colombiano está a la espera de comparecer ante el juez Ismael Moreno de la Audiencia Nacional. Por su parte Mauricio Vergara, 'El Doctorcito', se encuentra en prisión provisional.

Congo, en su declaración, confirmó a los agentes su amistad con el médico, pero aseguró que iba la clínica situada en la calle Santiago Bernabéu a hacerse arreglos estéticos. También confesó su relación con algunos miembros de la red, con los que dijo haber hecho negocios de compra venta de esmeraldas, pero negó que tuviera algo que ver con el tráfico de drogas.

Ahora será la justicia la que decidirá si los amigos de Congo le han metido un gol o si el exfutbolista era el "negociador" y una "parte activa" del clan del 'Doctorcito', tal y como le acusa la Policía que ha llevado a cabo esta importante e histórica operación antidroga. 

[Más información - Edwin Congo, del estadio a la calle Bernabéu: tráfico de drogas a 200 metros del campo en el que no debutó]