La única preocupación que tiene el mundo del fútbol es encontrar la forma de terminar la temporada. Protocolos, fechas, decisiones para ascensos y descensos... son los temas principales que copan las portadas y las cabezas de los responsables del deporte que luchan contra el coronavirus para que no nos cambie más nuestras vidas.

Noticias relacionadas

En España parece que la vuelta del fútbol está más cerca que en las últimas semanas. Con los equipos de Primera y Segunda División regresando a la acción esta semana, todo indica que, si no hay un grave repunte, La Liga se disputará a partir del mes de junio. Pero lo tendrá que hacer sin aficionados en las gradas.

En vez de lamentarse por esta cuestión, hay un grupo de mentes brillantes que se han puesto a pensar cómo solucionar este problema. Es imposible que los abonados ocupen su sitio habitual en los estadios, pero las múltiples posibilidades que la tecnología nos da han servido para encontrar una alternativa: la realidad aumentada. La unión de tres empresas podría hacer que los partidos que comencemos a ver en algo más de un mes no tengan las gradas vacías.

Los primeros responsables son los vascos de Pausoka Entretainment. Se trata de una productora que se dedica principalmente al entretenimiento y a la ficción. El germen de la idea nació de su unión con el Grupo Lavinia. Ellos están por toda Europa, pero radican de Barcelona donde producen programas de televisión, por ejemplo para RTVE, y también realizan directos para la Comisión Europea.

Pero para poder llevar a cabo la gran idea necesitaban a un gigante. NEP Gruoup, una productora audiovisual que trabaja a nivel mundial con la Premier League, con la NBA, con la NFL y con otras muchas empresas de éxito y que, sobre todo, acumula más de 6.500 horas en directo aplicando esta realidad aumentada.

Un videojuego real

"Cuando se jugó el Eibar - Real Sociedad lo vi bastante triste. Hablé con Lavinia para asociarnos y desarrollar algo para solucionar el ambiente de los estadios", señala Xabi Zabaleta, socio y director de proyectos de Pausoka. Así se gestó esta idea, unido con la intención de sus socios que en todo momento es fortalecer la relación entre el club y el aficionado.

"Lo que queremos es que estos espectadores virtuales reproduzcan los hábitos. Que los seguidores de la Real se pongan de espaldas para celebrar un gol, que los seguidores del Espanyol tengan su 'Minuto Jarque' o la afición del Sevilla su himno al principio del partido", puntualiza Ignasi Marcet, director de Exhibit y nuevo negocio de Lavinia Next.

El Eibar-Real Sociedad a puerta vacía EFE

La sensación que quieren trasladar a la retransmisión es la que se puede ver en los videojuegos deportivos, pero mejorada y llevada a la realidad con la participación de los aficionados. "Las cámaras tienen unos sensores que hacen que el público que estamos generando se adapte a lo que ofrece la cámara en cada momento", explica Zabaleta.

El fútbol sin público cambiará, pero las retransmisiones televisivas también. "No solo por el tema de los aficionados en realidad aumentada, el fútbol también se va a ver completamente diferente por los tiros de cámara. Ahora se podrán poner estas cámaras en los mejores sitios del estadio. Se supone que se verá mejor el fútbol en esta situación sin espectadores", reflexiona el responsable de los proyectos de Pausoka. Con esto se cumplía la premisa del miedo al horror vacui que se podría crear en la retransmisión del partido sin los aficionados en las gradas. Pero esta idea quiere ir más allá.

El aficionado, protagonista

"La semilla que hace que nos activemos es resolver el vínculo entre la afición y los clubes, que no se pierda el vínculo emocional cuando tienes un campo vacío", explica el responsable de una de las parcelas del Grupo Lavinia. Por eso están trabajando en una aplicación donde los espectadores, desde sus casas, puedan interactuar de alguna forma con la retransmisión y en el campo.

"Los grandes perjudicados son los socios. Queremos ayudar a los clubes en ese reto de mantener la fidelidad de la gente que no puede ir al campo", explica Xabi Zabaleta. No quieren que este proyecto parezca una forma de reemplazar al público en los estadios, Marcet nos deja bien claro que su único objetivo es "fortalecer la relación el vínculo emocional socio-club y el aficionado-retransmisión". 

Los jugadores del Borussia Monchengladbach celebran un gol sin público REUTERS

La idea que están desarrollando, y creen que pueden llevar a cabo, es que incluso el aficionado pueda cantar en su teléfono móvil un gol, o un cántico, y se vea tanto en la retransmisión como en el campo. La aplicación ya existe, ahora tienen que superar varias barreras para llevarlo a la realidad.

"Nos gustaría que los gestores de todo esto terminen siendo los clubes, ellos son los que mejor conocen a sus aficionados, que aportar el máximo de elementos que puedan mantener el vínculo con el aficionado", destaca Marcet.

Todo esto se lo han trasladado ya a LaLiga. El problema es que trabajan ahora sin mucha información. Aún no se sabe cómo se disputará la competición ni cuándo. En función de las posibilidades la experiencia que se podría desarrollar será más o menos realista. Pero lo que primará será que los aficionados puedan influir en los partidos aunque no puedan estar en el campo.

También están desarrollando trasladar los estados de ánimo, que hasta ahora los seguidores del fútbol publican en las redes sociales, a la retransmisión; es decir, qué jugador está siendo el mejor del partido para los aficionados, si un cambio de un entrenador ha tenido más o menos aceptación... que esta información se muestre de algún modo. "Si nos dan datos de porcentaje de posesión o los tiros que se han hecho, por qué no mostrar esta información", explica el director de Exhibit Lavinia Next. 

El desarrollo de la idea

Para llevar a cabo este proyecto, evidentemente, necesitarán tiempo. Ambos señalan que en seis semanas serían capaces de tener el sistema implantado en un campo y que, en función de las capacidades de los estadios de La Liga, Ignasi Marcet estima que podrían "doblar recursos y habilitarlo todo en tiempo récord".

"La idea es que empecemos de una manera y con el tiempo vayamos evolucionando. Si nos lo dicen dos semanas antes, evidentemente no nos daría tiempo. Hay diferentes opciones, dependerá de los plazos, del dinero y las dificultades que se nos planteen", destaca Zabaleta.

San Siro, vacío durante el Milan - Genoa de antes del parón por el coronavirus en la Serie A de Italia REUTERS

El responsable de Lavinia ya avisa de que "quizá para esta temporada no conseguiríamos la máxima calidad, pero sí para la siguiente en el caso de que no pueda haber público en las gradas". Porque, sin conocer del todo la situación, anticipan varios problemas.

"Hay que analizar la velocidad de red de cada ciudad, que no es la misma en todos los sitios. Esto son unos renders muy pesados en directo. Necesitaremos un ancho de banda muy potente", lamenta Zabaleta. En relación con esto, Marcet indica que ya trabajan con "el problema del retraso de la retransmisión, que lo que llegue al campo sea tan tarde que no tenga sentido".

La realidad es que, según lo que les trasladan desde NEP, es que "hay otros países trabajando en la misma línea que nosotros" y que "esto se va a estandarizar". "Nos gustaría que otras organizaciones también se interesen por nuestra idea y se lleve a cabo a nivel continental", desea Marcet.

[Más información: Real Sociedad y Athletic acuerdan que la final de Copa del Rey se celebre con público]