En condiciones normales, este viernes se estaría hablando principalmente del reestreno de Luis Enrique a los mandos de la Selección. España debía medirse el 26 de marzo a Alemania en el Wanda Metropolitano. Un amistoso que contaba con el gran atractivo del segundo debut del técnico asturiano al frente del combinado nacional tras dejar en junio de 2019 su banquillo y volver cinco meses después.

Noticias relacionadas

En ese margen de tiempo hubo mucho debate y sobre todo polémica por el despido de Robert Moreno para que Luis Enrique regresara. Pero con el paso del tiempo, la herida de la salida del ahora técnico del Mónaco se fue cerrando y solo había grandes expectativas de cara al reestreno de 'Lucho'. ¿Habría novedades en su primera lista? ¿Qué equipo perfilaría para la Eurocopa?

Pero el coronavirus ha barrido con todo. Ni amistoso contra Alemania (ni ante Países Bajos tres días después), ni Eurocopa hasta 2021. Para ver a Luis Enrique dirigir a la Selección habrá que esperar, si el calendario y la crisis sanitaria lo permiten, hasta septiembre. Para entonces, su lista podría ser muy diferente respecto a la que se hubiera visto en el parón internacional programado para esta y la próxima semana y, sobre todo, para la Eurocopa.

Luis Enrique en la rueda de prensa de su retorno a la Selección. Efe

A falta de partidos, toca analizar quienes son los beneficiados y perjudicados del aplazamiento del reestreno de Luis Enrique y de la Eurocopa. Jugadores que se encontraban en un gran momento y tendrán que esperar, unos que podrán prepararse la próxima temporada a conciencia y otros a los que el tiempo juega en su contra.

Más difícil para los veteranos

En el grupo de los perjudicados están los más veteranos. En la última convocatoria de Robert Moreno fueron cinco los jugadores de más de 30 años. Sergio Ramos y Busquets deberían llegar a la cita. Son dos de los pilares fundamentales de la Selección, pero en la Eurocopa tendrán 35 y 32 años respectivamente.

Los otros tres son Jesús Navas, Cazorla y Albiol. Para ellos, pese a estar en buena forma hasta el parón, será más complicado por su edad -tendrían 36, 35 y 35 años respectivamente- y por no tener un rol tan protagonista como el de los otros dos veteranos.

Asensio, la 'buena' noticia

Uno que claramente es beneficiado es Marco Asensio. La grave lesión que sufrió en verano le había impedido jugar hasta el momento del parón. Su regreso estaba cercano, pero no a tiempo para entrar en la lista de Luis Enrique para los amistosos ante Alemania y Países Bajos. Con poco ritmo, tenía difícil ir a la Eurocopa y más todavía en un papel protagonista.

Marco Asensio.

Asensio podrá llegar a la cita continental como uno de los grandes referentes del equipo de Luis Enrique. Para la primera lista de Luis Enrique también se esperaba a Isco, compañero de Marco en el Real Madrid, tras su mejoría en los últimos meses. El malagueño, renovado, se perfilaba como otro pilar de la nueva Selección y ahora deberá mantener el nivel todo un año para seguir siéndolo.

Ferrán, Merino, Ansu Fati...

Los que más quedan beneficiados son los jóvenes. Gente como Ferrán Torres o Mikel Merino, que si bien es cierto que podían ser de las sorpresas de Luis Enrique en su primera lista, tendrán todo un año para seguir creciendo y hacerse un hueco en el combinado nacional. Ansu Fati es otro caso similar. También Oyarzabal, Dani Olmo o Reguilón podrán ir acumulando más internacionalidades.

De Gea, con el Manchester United Reuters

Las batallas de la Selección

Y como morbo final están las dos principales batallas que hay en el once de la Selección: la portería y la posición del '9'. Bajo palos había dudas en torno a los tres habituales (De Gea, Kepa y Pau López) y las otras alternativas no tenían experiencia internacional (Unai Simón, Aitor Fernández...). Los de siempre podrán resarcirse y si no lo consiguen, habrá más tiempo para que los nuevos ganen presencia.

En la delantera se abre una oportunidad a Luis Enrique para observar a los habituales (Rodrigo, Morata, Alcácer, Gerard Moreno...) y margen para llamar a otros que vienen pisando con fuerza, como es el caso de Iñaki Williams o Raúl de Tomás. Eso, sin contar, que un año hay tiempo de sobra para sorpresas tanto en la delantera como en el resto de posiciones.

[Más información: Alemania, Ucrania y Suiza, rivales de España en la fase de grupos de la UEFA Nations League]